Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo IX Una escritura palimpsestuosa: la lectura como uso

Consigna veintiuno. Elaborar un nuevo relato, cambiando el final, o algún otro elemento, de “La noche boca arriba” de Julio Cortázar con el fin de darle un nuevo significado a la narración. La idea es que la nueva versión se oponga en algún aspecto al texto original. (Extensión máxima 2 carillas y media).

Leer más...
 
TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo II Relatos del yo

Consigna dieciséis

a. Usted es Emilio Renzi y le envía una carta a Bartolomé Marconi en la que critica la actitud que tuvo  con respecto a las cartas de la mujer fea. Renzi, como buen intelectual, enmarca su comentario en un tema más amplio: la relación vida/literatura.

b. Como en un juego de cajas chinas, incluir esta carta dentro de un relato que explique la necesidad de la publicación de la mencionada carta.

 

a.

A Bartolomé Marconi:

Quizás Ud. considere que lo mío es un enorme atrevimiento, y quizás tenga razón; sin embargo, a veces gestos y actitudes como los suyos superan nuestra… “prudencia” si se quiere, y nos conducen a este tipo de reacciones.

Leer más...
 
TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo  Pasajes y fronteras

Consigna veintitrés Elegir una de las siguientes consignas (alfa o beta). En ambas se requiere “jugar” el punto de vista o focalización y con el saber del narrador. Estos recursos suelen ser de vital importancia en muchos relatos de pasaje, como en todos los incluidos en este módulo. Extensión máxima: 1 página.

Elegida: veintitrés alfa

Imaginar la descripción de un canguro, un oso hormiguero o un ornitorrinco realizada por el cronista de un viaje a las Indias Orientales durante el siglo XVI.

Habiéndose detenido la expedición en las actuales Australia o Nueva Zelanda, el cronista describe un animal que ve por primera vez en su vida y lo sorprende.


TASMANIA

Después de navegar casi 500 millas, con la intención de unir Java con el Cabo de Buena Esperanza, nos topamos con esta isla al sur de Java, en esta parte más alejada del globo.

Leer más...
 
TIEL Iniciación a la escritura literaria

(TEC) Módulo III Decir y mostrar 

Consigna D1 Recorte una historieta de algún periódico, revista o internet (de una o más viñetas) con texto o sin él. Redacte un texto narrativo breve en que el que se cuente una historia, evite decir todo. 

BAJO LA NIEVE

La Argamasa Taller de escritura

No sentía el frío ni la nieve desparramándose perezosa sobre su platinado cabello. Su meditación lo conducía por el pasadizo de sus más ocultos deseos. Debía encontrarlo. Cada vez le resultaba más difícil llegar hasta él. Sabía que teniendo una sola oportunidad podría persuadirlo. Era su amigo, su mejor amigo.

 Retrocedió hasta el día en que lo había perdido. Se reprochó no tener en aquel momento la fortaleza necesaria para no dejarlo escapar, para retenerlo con ellos. Se impacientó con su propia debilidad. Supo que jamás volvería a cometer el mismo error, esta vez no.  

Abrió sus azulados ojos lentamente. Las voces del grupo esperándolo abajo lo alcanzaron apaciguadas por el murmullo de la tenue ventisca. No iría con ellos. Era su misión traerlo de vuelta. Extraer el odio que su interior resguardaba y sustituirlo por la fe y esperanzas que de niños habían compartido. Todavía no era tarde. Podía salvarlo. Conocía la soledad mejor que nadie, había crecido junto a ella.

Leer más...
 
TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo I Variaciones

Consigna uno: Escribir dos nuevas variaciones para agregar a las que fueron transcriptas en el inicio de este módulo, respetando el argumento mínimo de alguno de esos textos.

 


Variación 1

Llegué ansiosa y me senté en torno a una mesa de aquel viejo café. Hacía mucho calor, por esto había optado por un atuendo colorido, con flores, y unos zapatos cuyo rojo granate combinaba con él. Una fusión de sensaciones de diversas tonalidades me acechaba, trataba yo de combatirla con aquellas viejas actitudes que siempre me sugería mi analista, y cuando me debatía entre permanecer en ese lugar, y en ese estado, o huir sin más, captó mi mirada otra mirada, la de un sujeto bastante extraño, a quien detesté sin conocer, por el simple hecho de su presencia, de sentirme objeto de sus más raras cavilaciones respecto de mi persona. Y yo ahí, en ese contexto tan distante del mío, tan opaco, tan frío en contraste con aquella calurosa jornada, a la espera de alguien también distante, ajeno, misterioso, ya casi ausente; y cuando empezaba a aceptar su ausencia, él llegó, inesperadamente estaba de pie junto a mi mesa, dubitativo, tímido quizás, y yo retribuyéndole, y por duplicado, ese desconcierto, más un recelo que en cierto modo me paralizaba; hasta que movió una silla y se ubicó a mi lado, balbuceó unas pocas palabras, trémulas, confusas, no las entendí, como tampoco entendí  nada de lo que pasaría en los instantes que le sucedieron a los primeros. Ruidos, interferencias, un sonido musical un poco fuerte, los gritos del canillita y su vano intento por apabullarnos con nuevos titulares de viejos incidentes ya repetidos en todos los medios de ese día que ya amenazaba con despedirse, todo hizo que mis dudas se disiparan y, con la misma convicción con que días antes había decidido asistir a ese encuentro prácticamente insólito, en ese segundo decidí que ninguna razón podía jamás conectarme con ese hombre; caminé apresurada unos pasos, y cuando me di vuelta para corroborar lo certero de mi determinación, solo a ese sujeto a quien en tres segundos había juzgado muy mal por haberme escrutado con su atentísima mirada desde mi ingreso al bar, y no a aquel viejo ladrón de mis sueños juveniles, pude vislumbrar con un dejo de preocupación.

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL