Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El cuento. Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo I La narración

Consigna LN 1 Ud. es un escritor consagrado; un amigo/a, o un discípulo/a, o un hijo/a le pide consejos acerca de cómo debe ser la escritura literaria. Escriba un texto epistolar en el que explique sus convicciones e intuiciones. Recuerde que es Ud. quien previamente debe tener la representación mental y saberla trasmitir a su destinatario. Tome como ejemplo la carta de R. M. Rilke. (Máximo 1 pág).


Estimado Felipe:

                    Estoy sentado en mi escritorio dispuesto a contestar sus líneas, es para mí un honor y una gran sorpresa poder aconsejarle en esta etapa. Ser escritor requiere de habilidades, conocimientos y herramientas que le permitirán que su trabajo llegue a buen puerto.

Leer más...
 
TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo V Oralidad y escritura

Consigna doce beta Seguir los siguientes pasos y elaborar un relato tal como se indica en el punto “d”.  

a. Seleccionar uno de estos personajes:  

-un compadrito de principios de siglo,  

-una señora burguesa perteneciente a la alta sociedad,  

-un inmigrante de origen europeo, latinoamericano u oriental,  

-un nuevo rico con escasa cultura,  

-un villero,  

-un delincuente perteneciente a las clases populares,

Leer más...
 
TEC El cuento. Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo V El cuento, su estructura

Consigna C 1 Reescribir A la deriva en primera persona (desde el punto de vista de cualquier personaje) y observar cómo se altera la historia. Justificar. (Máx. 1 pág.)


Al fondo del rancho, sentada en una silla de paja Dorotea toma a sorbitos el mate cocido contenido en un vaso de plástico color azul.

-Andate, hijo, andate.

El sol está fuerte. La cortina de tiras de plástico de la única puerta del rancho, dibuja varios haz de luz en su cara de acuerdo al vaivén de la brisa y los reflejos del río. Dorotea de vez en cuando tuerce su cabeza para  esquivarlos.

Leer más...
 
TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo I Variaciones

Consigna uno Escribir dos nuevas variaciones para agregar a las que fueron transcriptas en el inicio de este módulo, respetando el argumento mínimo de alguno de esos textos. Extensión máxima de cada variación: media carilla.


PSICOACTIVO

La esencia de una práctica; ¡café!, negro, sí… Hay una verdad opaca que incita y nos regala su insomnio: su lectura. Solo, gracias. Cuanto más difícil, más personal, una imagen del cuerpo; y así, sin más, se vuelve significativo. ¡Shh!… ¿Me ayuda? Sólo arregle esa puerta corrupta, evite filtraciones externas. ¡Los sonidos de la máquina de expreso!, esos sí, o los susurros de esa mesa que llegan casi lamiendo mi oído; ¡no, esa! La que está adornada con tacones de fuego, ¿la ve?, justo frente de mí; ¡bah!, muévase, traiga el café. Un sorbo, un elixir corriendo por la celulosa, ¿qué hay escondido? Detrás, la mesa. ¡Apóyelo!, ¿o está esperando el semáforo? ¿Puede distinguirla ahora?, zapatos rojos, cabello enrulado, aquel hombre en la barra la observa, ¿se da cuenta? Sí, esa, habla sola, ¡eso es lo curioso! Susurra, saca un papel, taconea; susurra, saca un papel, taconea. Ayer, hoy, quizá mañana; invariable y lujuriosa, como queriendo tentar al ojo, el ajeno, usted me entiende. ¿Por qué me mira así?, ¡quemó el café!, ¡lo sabía!, usted no tiene cara de entender este arte…  El acto de escribir se prepara, está listo, se impregna de simbolismo, quizá hasta la neurosis. ¿Qué señala? Sí, es la mujer, ¿espejo? Yo no veo ningún espejo, retírese, ¡espere no corra!, puede caers… Se pronuncia el miedo a soportes en blanco, a formas estériles, a signos vacíos.

Leer más...
 
TEC El cuento. Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo VIII El personaje

Consigna P 1  A partir de los datos que se proporcionan a continuación, escriba un relato breve. (Máx. ½ pág.)  

Nombre (a elección) y apellido (opcional), nació en la Argentina, el 16 de mayo de 1889, sexo masculino.

Darle un color de piel y cabello; forma de sus ojos y nariz; estatura.

Una actividad ruda en el campo.

No tiene familia, sólo amigos, uno de ellos lo traiciona.

Posee dificultades para caminar (por ejemplo, una cicatriz muy pronunciada en la ingle).


La cicatriz en la ingle lo forzaba a un paso ladeado, tenía veintisiete años de huérfano y de vida. Nacido y criado por la suerte junto a los gauchos de los cañaverales del norte argentino, actividad que ha resuelto su paso por este mundo. A José Almirón lo conocían por su apodo: el matador de las cañas, porque un día, entre el cañaveral en la hora del trabajo, a la edad de diecisiete, mató a su mejor amigo de un machetazo en el brazo, murió desangrado. Sin arrepentimiento alguno que haya podido vislumbrar en la luz de sus ojos grises, me contó, José Almirón, que un brazo herido era el costo de la traición (jamás supe el motivo real), y que la muerte no le pertenecía; coincidió la misma hora del destino irse con una herida en el brazo. Me lo contó él mismo, era bajito, de piel curtida y oscura por el sol de los campos, nariz medio chata de fosas grandes, y sus ojos que al pasar los años seguían siendo grises.

 

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL