Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

LITERATURA Y GÉNEROS DISCURSIVOS
Géneros primarios y géneros secundarios 

laura-esquivelLa literatura se ha nutrido, desde siempre, de las formas de comunicación que se usan habitualmente.

Es así como el diálogo, el saludo, la carta, el diario, las instrucciones, los sms, los mails, son géneros primarios que muchos autores consagrados han dado un formato para construir un texto literario.
Laura Esquivel en su novela Como agua para chocolate construye un discurso literario desde una simple receta de cocina, la que es un punto de partida para entrecruzar amores, frustraciones, consejos. La sencillez aparente de la receta es una estrategia para contar una historia de amor. La hipérbole, el tono desacralizador, la parodia, las exageraciones, entrecruzan la trama de una narración que deviene en clave de realismo mágico, es decir, un discurso que incorpora a la realidad cotidiana las creencias, los mitos y las supersticiones populares.
Julio Cortázar en Instrucciones para subir una escalera también juega con el formato del género primario “instructivo”. Lo hace en tono de parodia, transgrediendo la linealidad y la sucesión causa/efecto en el lector. En un tono paródico indica cómo subir una escalera, cuyo efecto de lectura nos lleva al absurdo. El lector se pregunta quién no sabe subir una escalera o para quiénes sirven unas instrucciones que nadie necesita. Su texto provoca deshacerse de la rutina, instilar la reflexión en una conducta aprendida y diaria, a través de la técnica de “extrañamiento”.
En ambos escritores, sus textos nos colocan en el borde entre la literatura y lo cotidiano, con la consiguiente reflexión acerca del carácter alineado y autómata en el que estamos inmersos los seres humanos.

 

La Argamasa. (c) Copyright. Agosto 2011