Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

LITERATURA
El enunciado que provoca un nuevo enunciado
QueneauA partir de una anécdota nimia, Raymond Queneau construye noventa y nueve variaciones literarias. La intención era explorar todas las combinaciones posibles dentro de las reglas convencionales de la literatura.

 

El artificio no es una formalidad, sino la exploración del concepto que toda modificación de las formas afecta el sentido. Son ejercicios literarios que juegan con la ficción, con una anécdota nimia que invita y provoca nuevos enunciados.
El ejercicio que más abajo transcribimos es una variación de la misma historia <<Un joven de cuello largo y con un sombrero con una cinta, sube a un autobús de París. Molesto por los empujones recibidos, recrimina a un señor, y sin darle tiempo a la réplica corre a sentarse en el asiento que ha quedado libre. Dos horas después a este mismo joven se le ve en compañía de otro que le indicaba dónde debía poner un botón a su abrigo.>>.


Distingo (Ejercicio 21)

Por la mañana (y no por Ana la maña) viajaba en la plataforma (pero no formaba en la vieja plata) del autobús (no confundir con el alto obús), y como estaba llena (no me como esta ballena) la masa chocaba (y no la más achochada). Entonces un jovencito (y no cito un joven) extravagante (no vago estragante) se dirigió (aunque no digirió) a un sujeto (pero no atado) pacífico (no Atlántico) enojándose (no desojándose) porque éste (no Oeste) le pisaba el pie (no le pispaba el bies).
Al cabo del rato (y no al rabo del gato) yo vi al tonto (no llovía a lo tonto) en San Lázaro (no el de Tormes) conversando con un amigo (no amigando con un converso) más meticuloso (mas no supositorio) en temas de indumento (y no mento más té hindú).

 

Ejercicios de estilo, Raymond Queneau. Versión de Antonio Fernández Ferrer, pág 69. Madrid.

 

La Argamasa. (c) Copyright,  julio 2011.