Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

COMENTARIOS
Breve entrevista a Eduardo Galeano

galeano-web-LAEduardo Galeano es considerado como uno de los más destacados escritores de la literatura Latinoamericana. Es autor de varios libros, traducidos a muchas lenguas, y de una profusa obra periodística.

Sus libros más conocidos son:  Las venas abiertas de América Latina (1971), Vagamundo (1973), La canción de nosotros (1975), Días y noches de amor y de guerra (1978), La trilogía Memoria del fuego: Los nacimientos (1982), Las caras y las máscaras (1984) y El siglo del viento (1986), El libro de los abrazos (1989), Las palabras andantes (1993), El fútbol a sol y sombra (1995), Patas arriba. La escuela del mundo al revés (1998), Bocas del tiempo (2004) y Espejos. Una historia casi universal (2008).  También publicó dos recopilaciones de artículos y ensayos: Nosotros decimos no (1989) y Ser como ellos (1992). Sus trabajos trascienden géneros ortodoxos, combinando documental, ficción, periodismo, análisis político e historia.

 

Galeano por Galeano

Nació en 1940, cuando el mundo no esperaba nada bueno.
Según los astrólogos, aquella mañana el sol y la luna estaban de visita en la casa de los peces, lo que explica su tendencia a meterse en líos. Su signo, Virgo, es responsable de su fastidiosa manía de perfección y su ascendente, Libra, tiene la culpa de sus insaciables hambres de mundo.
Con el paso del tiempo, se hizo evidente que no servía para nada.
Había nacido gritando gol, como todos los bebés uruguayos, y quiso jugar al fútbol. Fue un mamarracho.
Después, quiso ser santo. Peor.
Intentó dibujar, y pintar, pero nunca consiguió nada digno de ser mirado.
Cuando se convenció de que era un inútil total, se hizo escritor.
Sus obras más elogiadas son tres artículos que circulan con su firma en Internet. Él nunca los escribió.
Hace ya unos cuantos años, cuando estaba dando sus primeros pasos en el oficio, su compatriota Juan Carlos Onetti lo estimuló diciéndole:
-Mirá, pibe. Si Beethoven hubiera nacido en Tacuarembó, habría sido director de la banda del pueblo.
Años después, un niño de una escuela de Salta, en el norte argentino, le envió otro mensaje estimulante: Seguí escribiendo, que vas a mejorar.
Y en eso anda.
Cada día camina por la costa de Montevideo, donde nació y creció, y ella, la costa, lo camina, caminante caminado, y en esos lentos ires y venires van y vienen las palabras que le caminan adentro.
Lo grave es que las deja salir.


IM: En varios de tus libros de cuentos utilizas formas brevísimas,. ¿Cuándo y dónde surgió tu interés por ese tipo de escritura?
EG: Yo creo que la inflación palabraria nos hace más daño que la inflación monetaria.


IM: Cuando escribiste “Memorias del fuego” o “El libro de los abrazos” (para citar sólo algunos de tus libros de microrrelatos más emblemáticos) todavía no existía una denominación para ese tipo de textos brevísimos. ¿Cómo te gusta llamarlos y por qué?
EG: Podrían llamarse ventanas, si quisieran nombre.


IM: Tienes una larga trayectoria en el mundo literario, donde has cosechado varios premios. ¿Qué consejo le darías a los microrrelatistas que recién comienzan?
EG: Que traten de decir cada vez más, hablando menos.


IM: Además de la literatura, ¿qué otras cosas te apasionan?
EG: El buen vino, la mujer amada, los amigos de las cuatro estaciones, y por supuesto, el fútbol.


Un libro: "Las mil y una noches".
Una película: "Amarcord".
Una canción: "Gracias a la vida", en la versión original de Violeta Parra.
Una comida: Ravioles.
Una frase: "Todas las glorias del mundo caben en un solo grano de maíz" de José Martí.
Una ciudad: Montevideo, porque todavía es respirable y caminable.
Un club de futbol: Nacional.
Un deseo: Que nunca, nunca, deje de desear.

 

Fuente: International Microcuentista. (c) 2011.