Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo VI. Focalización

Consigna trece beta Escribir un relato en primera persona con un narrador deficiente. Las razones por las que el narrador no acaba de comprender los hechos pueden ser diversas. Es posible elegir alguno de los narradores caracterizados abajo o alguna otra variante no consagrada por la tradición. (Extensión máxima: 2 carillas).

Por ejemplo:

-El narrador tiene alguna falencia o minusvalía: es tonto, loco, carece de algún sentido (es ciego, sordo, etc).

-Es un iletrado, un niño, o pertenece a un mundo cultural muy distinto de aquel al que pertenece lo narrado.

-El que narra es un testigo que solo puede referir lo que le han dicho o lo que ha visto.

-La falta de comprensión de los hechos narrados se debe al punto de mira u observación del focalizador y a los obstáculos con que se enfrenta su visión. Ejemplo: mira por un agujero en la pared.

 


EL ENCUENTRO


Estoy en una plantación, hay varios individuos en los alrededores, pero están muy distantes de aquí.

Esto es una inmensa y fría oscuridad, me recuerda el Universo.

Unas pequeñas luces vienen hacia mí. ¿Me estarán buscando? ¿Cómo saben que estoy acá?

Escucho sonidos de animales rastreadores que se acercan… cada vez están más cerca.

¿Cómo me comunicaré con ellos? Sus sentidos no están desarrollados como los míos, apenas conocen el significado de la palabra telepatía, son una especie demasiado retrógrada.

Las luces de mi nave las apagué al atravesar su atmósfera, pero seguramente escucharon el estruendo al aterrizar, casi me estrello.

¡Ahí vienen! Parecen amigables, son muy vistosos, casi diría unas hermosas e inocentes criaturas.

Ya me encontraron. Me observan maravillados y me suben a este vehículo arcaico para trasladarme seguramente a donde se encuentra su líder, esperándome.

¡Qué callados son! Sus rostros ni se inmutan, se nota su respeto hacia un ser de otra galaxia, no quieren ser descorteses… me gusta esta raza, es dócil y pacífica.

Tienen una mirada muy penetrante, como alerta, no quieren perderse de vista ningún movimiento mío, será por si necesito algo de ellos.

No comprendo que es ese líquido transparente que sale de los ojos de los más pequeños, además emiten un sonido desgarrador que mis sensibles oídos no toleran. ¿Querrán congraciarse conmigo? Posiblemente.

No veo a ningún líder, me dejaron en este cuarto, solo, pero me cuida mucha gente desde afuera. Velan por mi tranquilidad.

Voy a descansar un poco, el viaje fue muy largo y agotador. Lamentablemente no deben saber con qué me alimento, por ese motivo no me habrán dado nada para ingerir.

Si supieran que solo como vegetales, estoy seguro que me hubiesen traído una canasta llena de diversas hortalizas y legumbres.

¡Qué ruido! Me parece que ellos lo llaman gritos, seguramente estarán alentando a su líder para que me reciba y recién ahí podré demostrar mi intención amistosa de relacionarme con su especie.

Existe una alta posibilidad de que confraternicemos, hasta están prendiendo antorchas para iluminar el lugar y una fogata para calentar esta noche tan fría.

¡Ya es la hora! Me llevan en andas, parece un ritual porque me rociaron con una loción muy fuerte y me rodearon de cuerdas todo mi cuerpo.

¡Este es un día histórico, dos civilizaciones se unen en hermandad!

 

 

Copyright©Stella DiMare. Junio, 2015

Todos los derechos reservados