Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo II. Historias de familia

Consigna cuatro Utilizando construcciones nominales que al modo de fotos, o momentos detenidos de una escena, den cuenta de una historia, relatar dos situaciones: cuatro alfa y cuatro beta. (Extensión máxima: 1 ½ carillas cada consigna).   

*Una construcción nominal es una construcción cuyo núcleo es un nombre o sustantivo: “sábado a la noche”, “el taxien la puerta de calle”, “la camisa impecable”; “los Chesterfield sobre la mesa”, “el vino que se sube a la cabeza, sontodas construcciones nominales cuyos núcleos son “sábado”, taxi”, “camisa”, “Chesterfield” y “vino”.

 

Consigna cuatro alfa

Los preparativos y arreglos de una mujer que va a salir de noche, desde la mirada de su hija pequeña. Cuatro beta. Una noche de Navidad, con la llegada de alguien disfrazado de Papá Noel para repartir los regalos, desde la mirada de un niño o niña pequeños.

 

Cuatro alfa 
Una montaña de vestidos en la cama. Rojos, negros, blancos y azules. El verde con destellos luminosos. Algunos largos, otros cortos. Varios zapatos elegantes. Tacos altos. Piernas largas, piernas cortas. El espejo testigo silencioso. El cigarrillo en la boca roja. El maquillaje prohibido en la mesa de luz. El histórico esmalte rojo.

Collares, aros y carteras. Paraíso de pocas. Mimí con su cuerpo peludito. Pelo suelto, pelo recogido. Elegí, elegí. El verde con pelotitas que brillan es mi preferido. Con las uñas largas y rojas perfuma el cuello y las muñecas. El olor a jazmín, la cartera verde, las panty medias negras. La estola de piel en el respaldo del sillón. El pincel en el párpado, una sombra negra, otra gris, un toque de verde, delineador líquido, el cepillo para las cejas. Los pómulos redondos como manzanas. Ves así de abajo para arriba. Es el día permitido. Mi pincel en la cara, muchos círculos. El toque final el rouge rojo. Los labios son los protagonistas. Un beso al aire, “cuídate mi amor”. Finalmente las recomendaciones. Mi abuela y su respuesta vaga. En la tele Candy, un vestido rosa y la mejor de las sonrisas.

 

 

Consigna cuatro beta

Una noche de Navidad, con la llegada de alguien disfrazado de PapáNoel para repartir los regalos, desde la mirada de un niño o niña pequeños.

 

Cuatro beta 

 La mesa larga, los carteles con los nombres, los tíos, los primos, las promesas incumplidas, la lista de regalos. Los platos con bordes dorados, los cubiertos de plata, las copas de cristal. El mantel bordado, las servilletas del juego. El árbol es grande, está lleno de bolas de colores, estrellas, carteles y muñecos de las clases de pintura. Todos los años algo nuevo para la suerte, tradiciones de la abuela. A la misa van las mujeres. Camila con su aire intelectual se niega. Mi abuelo y mi papá ateos sonríen triunfantes. La pelota de fútbol, los primos varones, las copas se vacían una y otra vez, varias botellas de vino tinto, quesos, almendras, jamones, panes, los goles de la última temporada, la economía, el clima, el tío Omar con sus gritos, las risas, las preguntas incómodas. Sofía no, Camila tío. Si, si, la escuela bien, no, no, ningún chico. Si, Si seguro. El cielo estrellado, el calor de las noches de verano, el ruido de las olas. La campana dorada en las manos de mi abuela, las sillas de madera, las manos sobre los platos, las conversaciones sordas, el dolor de panza del tío Omar, trineo, trineo, ahí va, ahí lo vi, ¿Dónde? La chimenea es angosta. Ho Ho Ho, es más flaco, la barba larga blanca, el gorro,  el traje rojo, las botas negras, una bolsa de arpillera llena de regalos, ¿El trineo? ¿Los renos? Las cajas en el piso, hay grandes, chicas, de varios colores, cada una con un cartel, ¿Ya se fue? Los regalos son muchos, nos portamos bien. Quizás el año que viene…

 


Copyright©Cecilia De Vecchi. Junio, 2015

Todos los derechos reservados