Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo I. Variaciones
Consigna uno Escribir dos nuevas variaciones para agregar a las que fueron transcriptas en el inicio de este módulo, respetando el argumento mínimo de alguno de esos textos.Extensión máxima de cada variación: media carilla.

 

Variación 1

 

Le gusta mucho sentarse en un bar y leer el periódico lentamente, bebiendo un café americano, saboreando la mañana. Hoy se lo ve preocupado, últimamente no lo ha podido hacer con la frecuencia que lo desearía, pero ella tenía la “mañana ocupada” y aprovechó para escaparse. Siente un dejo de sabor amargo, ella se atavió con el vestido floreado y los zapatos rojos, disimuló que se aplicaba el maquillaje y dijo “me estoy retocando y salgo”. Eligió un bar alejado, con mesas cobijadas, se ubicó en lugar estratégico desde donde podía ver la puerta y el resto de las mesas. “A Rucci lo mataron por la espalda” decía siempre antes de sentarse. Inmensa fue su sorpresa al verla sentada a su derecha en una mesa muy cercana, evidentemente estaba algo nerviosa y distraída pues no lo había visto entrar y sentarse. Pidió un café americano. Ella ya tenía uno y se veía vació. Ella estrujaba sus manos, nerviosa miraba insistentemente la puerta. Evidentemente esperaba a alguien. Él se sentía aturdido, los ruidos que ahogaban el  lugar retumbaban en su cabeza, ya abrumada de mil preguntas. La puerta se abría

constantemente dejando entrar gente, cada uno era seguido por la mirada atenta de él, que simulaba leer el diario pero no podía concentrarse pensando a quien esperaba la mujer que le había jurado su amor, quien le había prometido ser suya para siempre. Sus dudas se disiparon rápidamente, lo supo ni bien transpuso el umbral. Mayor, como de 50, canoso, vestía traje gris, sobretodo y guantes, recorrió con la mirada el lugar e inmediatamente sus ojos se posaron sobre ella, pidió un café en la barra, lo esperó y caminando con paso firme descansó la taza en la mesa donde estaba sentada ella, se inclinó la besó en la boca. Fue un beso largo y apasionado, ella respondió tomándolo de la nuca con su mano, como para no dejarlo apartarse. Él se incorpora y ella deja escapar un “SÍ” entre dientes, se sienta frente a ella y fue en ese instante que se dio cuenta que el estaba sentado allí, a escasos centímetros de ella, observando todo, descubriendo su secreto. Recoge su cartera y corre hacia la puerta, tras de sus pasos sale él con el rostro cubierto de lágrimas y luego el otro, el de la discordia, sale por detrás y en una cadena interminable de salidas, sale el mozo intentado cobrar los consumos impagos que han dejado los fugitivos. Ella desapareció de la vista, él corre loco por la vereda húmeda, el otro, apoyado en la puerta del bar es acosado por el mozo que intenta cobrarle las consumiciones.

 

 

Variación 2

 

PREOCUPA LA DESAPARICIÓN DE UNA MUJER EN PALERMO

 
13 de junio de 2015

PALERMO.- Después de una serie de ataques violentos en la zona de Palermo Hollywood preocupa la desaparición de una mujer de aproximadamente 30 años, quien  falta de su casa desde el día miércoles. Su madre, ese día, recibió un mensaje de texto desde el celular de su hija indicando que tomaría un café con un amigo en Palermo y regresaría por la noche a su casa.Sin embargo, la chica que tenía puesto un vestido floreado y zapatos rojos, después de tres días no puede ser hallada y creen que ha sido raptada por el mismo hombre que cometió los ataques en la zona.  “Nunca imaginé que podían matarla”, dijo el mozo del establecimiento donde fue vista por última vez. “Entró sola, pidió un café y estuvo un rato con el pocillo vacío, como aburrida o esperando a alguien, luego entraron dos hombres, uno se sentó, pidió café y se puso a leer el diario en una mesa cercana a la de la señorita, el otro entró más tarde pidió café en la barra y se sentó en la mesa donde se sentara la mujer, que inmediatamente le dijo si”. La policía publicó un boceto del hombre que creen que atacó a la mujer y del otro sujeto que podría ser su cómplice, creen que es el mismo hombre en cada incidente. “Cuando salieron tras ella, intenté seguirlos, pero me tropecé en el escalón de la entrada y caí sobre la vereda, solo alcance a verla un instante en la parada del colectivo y desapareció de mi vista”, agregó el mozo muy dolido por el episodio.Se espera que en las próximas horas haya novedades sobre el paradero de la desdichada muchacha.

 

 

Copyright©Jorge Fraga. Junio, 2015

Todos los derechos reservados