Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo II. Historias de familia
Consigna tres beta. Tomando el segundo texto de Steimberg como modelo, intentar recuperar recuerdos infantiles que se relacionen con la enfermedad de seres queridos o la muerte de abuelos o de personas próximas a sus familias (siempre y cuando pueda mantener una distancia con ellos y no les hagan desplegar emociones demasiado fuertes, que dificultan la escritura). Elegir uno de ellos e intentar ficcionalizarlos. Recuerdar que la construcción de escenas, la representación de un mundo a partir de detalles, la sujeción a la mirada a la hora de escribir son fundamentales para construir un texto interesante.

DE LA INCOMPRENSIÓN A LA ACEPTACION

Escucho a mamá muy enojada hablando con papá, no entiendo qué pasa, recién llego a casa y me dirijo a mi dormitorio por las dudas de “ligarla”. Intento “parar la oreja”, porque “el pueblo quiere saber de que se trata”.
La abuela hace semanas que no está con nosotros y no puedo preguntarle a ella qué está pasando, se fue a visitar a la tía María y todavía no vuelve… ¡Qué raro!

Entre tanto la discusión sigue, en realidad es un monólogo de mamá: “Ella es mi suegra, pero es como si fuese mi madre, no pueden venir a llevarse sus cosas así porque sí…”. Instantáneamente abro el ropero de la abuela y está vacío, solo quedaban mis cosas, porque compartimos habitación, ropero, cómoda… todo. Mi cabeza no comprende o no quiere comprender, pero mi corazón sí, porque late a mil por hora. Mientras sigo escuchando, parece ser que mi tía tomó la decisión, sin consultar a nadie, que “mi abu” tiene que vivir con ella, porque está viejita y se olvida las cosas muy seguido; pero yo también me olvido todo y sin embargo no me llevan a vivir a otra casa, con otra familia, eso que tengo un montón de tías.Hago muchas macanas, pero soy chica, y ninguna tan grande…, hasta me arrepiento y pido perdón. ¿Cuándo llegue a adulta haré lo mismo que ellos?, enseñar cosas que nunca practican.Mamá entra al dormitorio y no disimula su bronca, “ya va a volver”, dije, no me respondió, insistí… “ya va a volver y si no voy a ir a verla todos los días”.Nunca volvió, creo que mis tías pensaban que mudarla de un lado a otro le devolvería la memoria y se volvería más joven, porque después la llevaron a un lugar donde había más abuelitos y mucho después a la casa de mi tía Carmencita.Creo que el mejor lugar es donde está ahora, porque ya no tiene que mudarse más, con solo mirar una estrella o dentro nuestro está…


Copyright©Stella DiMare. Marzo, 2015

Todos los derechos reservados