Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo I Variaciones. Consigna dos beta
Consigna dos beta Escribir un texto breve a partir de una frase críptica (una fórmula mágica, oracular o mística; un hechizo; un trabalenguas, una adivinanza o acertijo; un nombre secreto; una orden encubierta; una fórmula científica arrancada de su contexto para hacerla circular en otro; una fórmula que selle un pacto; un réquiem; una frase inscripta en una cripta o tumba; un canto popular infantil que haya perdido su significación inmediata; un palíndromo (frase que puede ser leída de derecha a izquierda o de izquierda a derecha y mantiene los mismos sonidos, por ej.: “¿Sanatas a satanás?”).  La frase elegida puede estar en cualquier parte del relato:
intitularlo, cerrarlo, incluso puede no estar, puede ser parafraseada o tomada para estructurar el relato o sugerida de modo que el lector la adivine o bien que el relato se constituya en una pista para que el lector la construya.  Sugerencias: a) revisar en la memoria y anotar toda clase de frases rítmicas que vengan a la mente (las que se recuerdan de la infancia suelen convocar mundos propios y experiencias ricas para ficcionalizar); b) hacer una lista con las recordadas y con las buscadas en diversos tipos de libros o en la memoria de los otros; también puede ser inventada. Elegir después una de esas frases para resolver esta consigna de escritura.


El reflejo de la luna en el piso de la terraza. Sofía espera agazapada. Escucha el ruido del ascensor. Él cree que se fue para siempre. Pero hoy hay luna llena. Tiene solo un momento para realizar el hechizo. Está angustiada. Saca un papel doblado de su pantalón. Mirando al cielo susurra:

“Quema en su corazón, quema en su alma, quema en su cuerpo,
Quema sus pensamientos por mí,
Día y noche, durante la luna oscura.
Día y noche, durante la luna brillante”

Está avergonzada. Tiene calor. Para completar el conjuro tiene que colocar un papel con su nombre en una copa llena de agua. Apoya la copa en el techo. Mira por última vez a la luna. Cree que con su fuerza Javier volverá a ser suyo para siempre. Ruega para que la potencia de la noche no le quite el aliento. No quiere ver sangrar a su corazón con la luna roja. Quiere creer. Creer en sus ojos negros. Creer en el poder femenino y su lado oscuro.

Copyright©Cecilia De Vecchi. Mayo, 2015
Todos los derechos reservados