Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la Escritura Literaria

 

(TIEL) Módulo II Relatos del yo: ficción, realidad y cajas chinas

Consigna quince Seleccionar una de estas alternativas, alfa, beta o gama, y una vez escrita agregarle el punto “delta”. Extensión máxima: 2 carillas.

Consigna quince alfa. Siguiendo el modelo de los textos anteriormente citados, o inventando uno propio, elaborar un diario íntimo fragmentario donde se reescriba en primera persona la historia contenida en alguna crónica periodística, la que se pueda desprender de algún aviso clasificado, o de alguna anécdota personal.

Consigna quince beta. Buscar viejas fotografías familiares a través de las cuales se pueda establecer una secuencia de recuerdos, es decir, una historia. Tomar a uno de sus personajes como narrador protagonista y/o testigo y escribir el tramo de su diario íntimo correspondiente a esos acontecimientos.

Consigna quince gama. Seleccionar una de estas palabras: patio, domingo, vereda, silla de paja, garúa, diarios. Luego, elaborar a partir de ella, por asociaciones libres, una serie de no menos de cinco palabras y no más de ocho. Finalmente, recuperar a través de la escritura algún recuerdo de la infancia utilizando esas palabras. Para hacerlo, tener en cuenta estas indicaciones:

- evitar toda explicación o sobreabundancia de información,

- evocar narrando y sugiriendo,

- trabajar la entrelínea, es decir, no contarlo todo, elegir solo lo más significativo.

Consigna quince delta. Cualquiera haya sido la opción elegida, agregar al texto una nota a pie de página firmada por El Editor, o un prólogo, o un relato, que le sirva de marco como en el inicio de “Loco” y justifique su publicación.


Consigna elegida: quince alfa y delta

[…]

Sábado 1° de noviembre de 1980

Ya no soy una niña. ¡Hoy cumplo 19! Susana, Luisa y Tere han venido a saludarme y hemos estado un rato largo charlando y riendo. Y, como al pasar, les he contado que estoy saliendo con Julián. Gran alboroto, risas, lo tenías escondido. Creo que todas se han alegrado por mí. Como es mi primer novio y casi nunca hablo de mis cosas…

Les he pedido que no cuenten porque todavía no lo saben mis padres. No sé cómo lo tomarán. ¡Es tan difícil hablar con ellos! Y por eso existís vos, diario querido.


[…]

Miércoles 18 de febrero de 1981

Hoy le he dicho a Julián que estoy embarazada. Me había preparado para observar atenta su reacción espontánea inicial. Se ha quedado mirándome con expresión de sorpresa pero no de desagrado. Me he sentido un poco aliviada. Después me ha abrazado con más ternura que nunca, como si yo fuera el niño que llevo en mi vientre. ¿Niño? No sé cómo llamarlo.

Hemos decidido vernos mañana después de clase.


Viernes 20 de febrero de 1981

Ayer volví tarde y agotada como si me hubieran dado una paliza. Es que hablamos hasta entrada la noche. Julián me dice que yo decida, que él banca cualquier decisión, que sabe que va a tener que buscar trabajo y hacerse cargo. Pero yo sé que va a ser un sacrificio muy grande para él si tiene que abandonar los estudios. Para mí también. Los planes de juntarnos, que yo me mude a su departamento de estudiante, pueden seguir. Pero ya no es lo mismo. Ahora todo cambia.


Sábado 21 de febrero de 1981

Que yo decida. No me la hace fácil. Pero está bien. Yo decido que, por nuestro futuro, no podemos tener un hijo ahora. Ni bien se lo he dicho, se me ha encogido el corazón.


Lunes 23 de febrero de 1981

Estoy arrepentida de haber hablado con Susana hoy. Se ha horrorizado. Poco más me ha tratado de asesina. Ella que me daba consejos de abuela, que me decía que con una ducha vaginal después de una relación no había riesgo de embarazo…


Martes 24 de febrero de 1981

Tengo mucho miedo. Siento que estoy sola en esto. Mañana es el día.


Miércoles 25 de febrero de 1981

Hoy (borroneado)


Jueves 26 de febrero de 1981

¡¡No puedo parar de llorar!!


Aquí se interrumpe el diario


Nota del Editor

A partir de hoy ya no es un delito que una mujer ejerza su derecho a interrumpir un embarazo no deseado. Tal como fue acordado en su momento con la autora de este diario,  nuestra editorial se encuentra ahora autorizada a publicar estas páginas que tal vez ayuden  a comprender el dolor que para muchas mujeres significa pasar por la experiencia traumática de un aborto. La autora no quiso que se conocieran antes para que no fueran usadas o mal interpretadas en el debate “derechos sí o derechos no”. Tan convencida estaba que más temprano que tarde este derecho sería reconocido por la sociedad. Pero aun siendo legal no dejaría de ser un momento dramático en la vida de cualquier mujer. Como ocurre con muchos de los derechos conquistados por hombres y mujeres, el camino para alcanzarlos implica esfuerzo y sufrimiento; pero tampoco su ejercicio pleno está exento de dolor.

 


Copyright©María Lapasset

Enero, 2021.  Todos los derechos reservados por su autora


Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autora.