Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo I Variaciones

Consigna uno Escribir dos nuevas variaciones para agregar a las que fueron transcriptas en el inicio de este módulo, respetando el argumento mínimo de alguno de esos textos. Extensión máxima de cada variación: media carilla.


Variación 1

CAFÉ

Transpuse la puerta vaivén, como tantas otras veces para ingresar al bar, las mesas estaban dispuestas como de costumbre, busqué la de siempre y me dirigí hacia allá, un hombre tomaba una cerveza lentamente en la barra, otro en una mesa leía el diario, detrás de la mesa en donde había una mujer de vestido floreado, sentada sola, seguramente esperaba a alguien.

Me ubiqué en mi mesa mirando hacia la entrada, sabiendo en mi interior que ella  no iba a venir, se abrió la puerta y por un momento todos quedamos suspendidos en el tiempo, un hombre de unos 50 años aproximadamente entró con paso firme y se dirigió a la mesa de la mujer del vestido floreado, el hombre de la barra los miró atentamente como si los conociera, y el que leía el diario  parecía molesto por la llegada del nuevo pasajero de mi pesadilla, quizás esa llegada era la confirmación de mi destino, otra persona  debía entrar por esa puerta en ese momento, bajé la cabeza y miré mi café mientras agitaba la cucharita, sabía que no tenía que haber venido.


Variación 2

VIDRIERA

Habíamos quedado en encontrarnos en el café de siempre, en nuestra mesa, hablé con él y le expliqué que lo nuestro estaba terminado, pero insistió en que habláramos, caminé lentamente desde la parada del 39 hasta el bar, a medida que me acercaba parecía que caminaba más lento, no quería pasar por lo mismo nuevamente, y estaba segura que esta reunión no tenía sentido, miré por la vidriera, me costó verlo entre las mesas ocupadas ,en una mesa  un hombre leía el diario y en otra, una pareja conversaba, de repente la mujer se pone de pie y va hacia la puerta y lo veo, me quedé paralizada, no supe qué hacer, hasta que un mozo tropieza en la vereda y me saca de mis pensamientos, veo a la mujer que sale apresuradamente hacia la parada del colectivo, y como si fuera una señal, entendí que debía irme, como la mujer del vestido floreado.

 


Consigna dos alfa: Inventar una nueva anécdota nimia (siguiendo las instrucciones transcriptas más abajo) y realizar tres variaciones (de extensión máxima: media carilla cada una). Ampliar una de ellas de modo que derive en un relato breve (extensión máxima: una carilla y media).

Enviar al orientador solamente las variaciones y el relato. La anécdota debe ser construida a partir de las siguientes instrucciones:

-que haya un encuentro aparentemente efímero entre un hombre y una mujer; 

-que la acción transcurra en un lugar público o semipúblico (una plaza, el baño de un bar, un museo, un hotel, un tren, etc.);

-que haya otro/s personaje/s que mire/n (y/o cavile/n sobre) ese encuentro; 

-que haya más de una acción encadenadas lógica y cronológicamente y alguna acción secundaria;

-que haya un intercambio gestual o verbal entre dos personajes (cualquiera de ellos).

 


Variación 1

TARDE DE LLUVIA

Terminaba mi café en el bar de siempre, Silver Jews sonaba de fondo, afuera llovía copiosamente y comenzaba a oscurecer, de a una empezaban a encenderse las luces de la calle, iluminando la plaza de enfrente, no reparé en las mesas vecinas que se encontraban vacías en su gran mayoría, salvo una. Era una mesa pequeña de dos sillas, ubicada cerca de la vidriera, en una silla se encontraba sentado un muchacho  de unos 30 años, delgado, de pelo muy corto y una barba descuidada, que miraba fervientemente una computadora sin prestar mucha atención a su entorno, frente a él, estaba sentada una chica, aparentemente menor que él, solamente podía verla de espalda, pelo largo, rubia, delgada, era lo único que podía ver desde mi silla, ella intentaba  tener una conversación, pero el muchacho respondía únicamente con monosílabos, lo que hace imposible  mantener una conversación fluida, luego de varios intentos sin resultado se produjo un tenso silencio, que invadió todo el local, visiblemente molesta, la chica se levantó y se dirigió a la barra, preguntó algo a la camarera y se perdió en un pasillo al fondo, sin querer las miradas de la camarera y la mía se encontraron inconscientemente demostrando algo de preocupación. Miré hacia la mesa y el muchacho seguía absorto en la computadora…  Luego de unos minutos volvió a la mesa, las mejillas enrojecidas y en sus ojos se notaba la inyección conjuntival propia de los que han llorado. Permaneció de pie, a un lado de la mesa, tomó sus cosas, se despidió rápidamente y salió por la puerta, hacia la plaza, seguida por nuestra mirada, después de unos minutos el muchacho pagó la cuenta y se fue, como si nada hubiera pasado, como si nada hubiera importado.

 


Variación 2

TESTIGO

Estaba cansada, la bandeja me parecía cada vez mas pesada, otro día mas de lluvia, no me gustaba mi trabajo pero era la única manera de pagar mis estudios, por suerte hay poca gente en el bar hoy, solamente dos mesas, el hombre de siempre y una parejita cerca de la ventana, desde que se sentaron, él parece ignorarla, debe haber un problema, pero si no hablan entre ellos,  es imposible que lo solucionen. Me sorprendió verla venir hacia a barra, quería ir al baño, se la veía molesta, le indiqué adonde quedaba, ya había empezado a llorar, miré hacia la mesa en donde estaba el cliente de siempre, como buscando me dijera qué hacer, y creo que el estaba tan sorprendido como yo, quise ir a ver si estaba bien, pero preferí no molestar, a veces es necesario estar sola y llorar tranquila, eso me decía mi abuela que tenía en su casa un pequeño cuarto que funcionaba a modo de despensa y que ella llamaba “ el cuartito de llorar”, la vi salir mas repuesta, fue hasta su mesa, se despidió y cruzó la plaza rápidamente, por un momento quise alcanzarla para abrazarla y que pudiera llorar tranquila, pero el muchacho de la mesa me pidió la cuenta, mucho que me pese necesito este trabajo por ahora.

 


Variación 3

HERMANOS

Es difícil ser hermano mayor, generalmente pesa sobre uno la responsabilidad del cuidado de los otros hermanos. Lucía, mi hermana menor, es muy buena, enamoradiza y se apoya permanentemente en mí, buscando mi consejo. Quedamos en reunirnos en el bar que está enfrente de la placita, tenia que terminar su curriculum para presentarlo en su nuevo trabajo, por supuesto me avisó el último día y quedaba una hora nada más para enviar el mail, siempre deja todo para último momento, así que me puse a trabajar mientras me hablaba. Ya  tratamos este tema, muchas veces, si te fué infiel varias veces, vá a seguir siendo infiel siempre, aunque te pida perdón, es una relación que tiene que terminar, que duela una sola vez , mereces alguien mejor que te quiera de verdad, no quería hablar más de lo mismo, de alguna manera le cerré todos los caminos para que su única elección sea terminar esa relación patológica. Se fue al baño molesta, seguro va a llorar, esto verdaderamente me parte el alma, pero no quiero que sufra más, cuando volvió, ya estaba mejor, se despidió de mi y salió para terminar con el calvario en el que está viviendo, si pudiera iría yo, pero  no puedo hacer todo por ella, veo que va resuelta y más calmada . Listo, terminé, envío el mail y la voy a buscar.

 


Consigna dos beta: Escribir un texto breve a partir de una frase críptica (una fórmula mágica,oracular o mística; un hechizo; un trabalenguas, una adivinanza o acertijo; un nombre secreto;una orden encubierta; una fórmula científica arrancada de su contexto para hacerla circular en otro; una fórmula que selle un pacto; un réquiem; una frase inscripta en una cripta o tumba; un canto popular infantil que haya perdido su significación inmediata; un palíndromo (frase que puede ser leída de derecha a izquierda o de izquierda a derecha y mantiene los mismos sonidos, por ej.: “¿Sanatas a satanás?”).

La frase elegida puede estar en cualquier parte del relato: intitularlo, cerrarlo, incluso puede no estar, puede ser parafraseada o tomada para estructurar el relato o sugerida de modo que el lector la adivine o bien que el relato se constituya en una pista para que el lector la construya. Sugerencias: a) revisar en la memoria y anotar toda clase de frases rítmicas que vengan a la mente (las que se recuerdan de la infancia suelen convocar mundos propios y experiencias ricas para ficcionalizar); b) hacer una lista con las recordadas y con las buscadas en diversos tipos de libros o en la memoria de los otros; también puede ser inventada. Elegir después una de esas frases para resolver esta consigna de escritura.

 


ENCUENTRO

Hacía más de 30 años que no nos veíamos, luego del secundario  nuestras vidas tomaron diferentes  rumbos, nos encontramos por Facebook,  habíamos sido grandes amigos durante muchos años, no sabíamos nada el uno del otro, después de tanto tiempo no éramos los mismos, seguramente; quedamos en vernos en la puerta de la antigua escuela y allí decidir dónde íbamos  para conversar y acortar las distancias que el tiempo nos puso, desde la esquina creí divisarlo, si era él pero estaba distinto, algunos kilos se agregaban al recuerdo de mi amigo, ya casi sin pelo, vestido de manera no acorde a nuestra edad, unos  gruesos lentes llenaban gran parte de su rostro, los años hicieron su trabajo, dejando sus huellas alrededor de los ojos y de la comisura de los labios, una rala barba entrecana, desprolija, acentuaba la desesperación manifiesta por tratar de evitar el paso de los años, ese no era mi amigo, era alguien parecido a él, en todo caso, se trataba de alguien que rebuscaba en lo más hondo de sus recuerdos al que fue, y  pensé: seguramente él me verá de la misma forma, y recordé un pasaje de un libro de Nietzsche “Cuando cambiamos mucho, entonces nuestros amigos que no han cambiado, se convierten en fantasmas de nuestro propio pasado", y pensé que en honor al recuerdo de nuestra amistad, que lo mejor sería conservar a mi amigo con la mirada del pasado. Y volví sobre mis pasos hacia el recuerdo.

 


Copyright©Carlos Mori

Marzo, 2017. Todos los derechos reservados por el autor