Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo I Variaciones

Consigna dos beta: Escribir un texto breve a partir de una frase críptica (una fórmula mágica, oracular o mística; un hechizo; un trabalenguas, una adivinanza o acertijo; un nombre secreto; una orden encubierta; una fórmula científica arrancada de su contexto para hacerla circular en otro; una fórmula que selle un pacto; un réquiem; una frase inscripta en una cripta o tumba; un canto popular infantil que haya perdido su significación inmediata; un palíndromo (frase que puede ser leída de derecha a izquierda o de izquierda a derecha y mantiene los mismos sonidos, por ej.: “¿Sanatas a satanás?”).

La frase elegida puede estar en cualquier parte del relato: intitularlo, cerrarlo, incluso puede no estar, puede ser parafraseada o tomada para estructurar el relato o sugerida de modo que el lector la adivine o bien que el relato se constituya en una pista para que el lector la construya.

 

 

Los goznes de la puerta del granero crujieron cuando la abrí. Tosí un poco a causa del polvo que salió volando con la corriente de aire. Donde antes había un tractor, ahora solo quedaba la sombra de uno. Algunas bolsas de heno aún eran visibles en un rincón. Un rastrillo solitario estaba tirado a un costado. La humedad se estaba adueñando de las paredes. Era el atardecer de un día interminable.

No tenía mucho tiempo. Caminé hasta el fondo arrastrando un poco los pies. Me pesaba el alma. El cuartito diminuto estaba cerrado con candado. Rebusqué entre el manojo de llaves, pero ninguna parecía encajar en la pequeña ranura. Lo maldije por ser tan desconfiado. Debía encontrar otra manera de abrir la condenada puerta. A lo lejos, oí el ruido del auto que acababa de llegar. Ya venía por mí.

Apuré un poco mi andar hasta llegar al rastrillo. Pesaba horrores. Era viejo y estaba herrumbrado. Sus tiempos de cosecha habían quedado en una realidad completamente diferente a esta. Igual que yo. Como pude empujé la herramienta. Con la fuerza que me quedaba, golpeé el candado con el mango. La tranca saltó por los aires. Un hilo de sangre brotó de la palma de mi mano. Era un pequeño corte, nada más. Aunque molestaba y mucho. Saqué un pañuelo del bolsillo de mi saco y apreté deteniendo la hemorragia. Solo tardó un par de minutos. Tenía que terminar con esto de una vez.

Busqué entre los escombros de lo que alguna vez fue una estantería de madera. Tuve especial cuidado en no clavarme una astilla o un clavo oxidado. Estaban por doquier. ¿Dónde estaba? Me había dicho que lo encontraría aquí. En el cuartito del granero. Unos pasos retumbaron fuera. Debía darme prisa. Quité unas cuantas maderas. Nada. Estaba perdiendo la esperanza. Fue entonces cuando una cajita negra apareció en mi campo visual. Me abalancé para alcanzarla. El sonido de la puerta al volver abrirse inundó el ambiente. Era ahora o nunca.

La tapa estaba trabada. Obviamente, acaso algo de esto iba a ser fácil. Claro que no, amigos. Se acercaba. Sentí escalofríos en la espalda. Por fin el ruido de la caja al abrirse. Saqué el papel amarillento y crujiente del interior. Lo leí rápido. Ver su pulcra caligrafía, algo estirada hacia la derecha, me desestabilizó. Una mano en mi hombro me contuvo. Ya era hora.

Apreté el papel con fuerza. Si la persona a mi lado lo había notado, no dijo nada. Tiré el bollo en el piso antes de salir. Este era su lugar. Pronto ardería junto con todo el resto. Junto con él y conmigo.

Subí a la parte trasera del auto. Olía a pino. El tapizado era de cuero negro. Una música de siglos pasados sonaba por lo bajo. El conductor arrancó. Miré por última vez la casa, el granero, los árboles, la hamaca del fondo. Una lágrima rodó por mi mejilla. Me la seque rápido, no debía ver que me afectaba. Suspiré recordando su última cita,

Para que nada nos separe
que no nos una nada

 

Copyright©Laura Ferreyra

Febrero, 2017. Todos los derechos reservados por el autor