Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo X Pasajes y fronteras

Consigna veinticinco beta Escribir un relato a partir del siguiente argumento: Una mujer vieja y sola, internada y a punto de morir, desea que vaya visitarla el hombre al que ha amado siempre y que hace años que la ha dejado. El hombre llega, la toca, la acaricia, la ama. Al final, el lector descubre que ese hombre era en realidad un médico que ha hecho algunas manipulacionescon la mujer agonizante, y que le cierra los ojos porque acaba de morir.


EL SUEÑO DESEADO


 Troya fue mucho más de lo que les he contado. Ni un simple mito, ni una leyenda perdida, sino el mismo mundo que absorbe todo el poder y la gloria, y que fue lejano para el resto, aún para sus propios adversarios.

En el letargo de mis días,  siento que  la  pluma se desliza en cantos y poemas,  que recogen con gratitud  el reconocimiento  a nuestros dioses y héroes. El zumo de la uva me estimula, aunque queda ya poco vino en mi prensa. Luego sentí el abrazo de una vigilia que me alejó de la mesa y de mi mundo.
En  unos pocos instantes, el desvarío me llevó a  siglos tan  futuros, que todo era sorprendente; hombres sedientos de conocimiento; lugares donde la ciencia avanzaba con tanta intrepidez que les robaba los días y las noches.  Pensé que eran nuestros discípulos. Pero todo esto no pareciera ser cierto y ni siquiera importante. Me dije a mí mismo “¡es solo un ensueño!”... ¡ Homero: debes descansar!
Pero las imágenes me invaden, me incorporo y  quiero terminar  mi relato:  Aquiles antes de devorar a Héctor, no logró oscurecer a Troya.  Las rogativas de Príamo para darle los honores al príncipe engrandeció la cuidad. Para esta hora, yo intento dormirme y cerrar mi narración mañana. Pero recuerdo a Paris y el golpe final sobre los Dardanelos. Se cierra la puerta de Oriente y Troya... muere en una noche de fuegos y azules oscuros e impenetrables.
Odiseo vuelve en triunfo a los brazos que dejó enlutados durante años. Pero en la enajenación de esta madrugada, siento  que nada se ha perdido. Yo caigo en el asombro de la ciudad  que había convocado a todos los mundos posibles y despierto como si viviera en el  siglo  diecinueve,  de otra era o de otro cosmos.
Solo la visión perdida del cansancio y de mis años podrían imaginar semejante cosa. Tendido en mi silla,  escucho las voces exaltadas desde mi ventana, todas nombran a    un famoso excavador que dice haber encontrado las ruinas de lo que fue Troya. ¡cosa imposible!,  ni sus reliquias, ni sus huellas podrían hallarse, salvo mis relatos, los cuales no creo pudieran sobrevivir. El ardor de esa noche todo lo consumió. Mi propia vida atravesaba el ocaso.
Difunden las noticias a viva voz y parece ser que  la guerra fue a causa de Helena y el triunfo imperial de una nueva Grecia. Solo interpreto o deliro y me duermo. Definitivamente el entusiasmo no me da la tregua que necesito. Era un nombre extraño el del arqueólogo, no lo pude recordar.   Lo cierto es que la fama se apropió de él y también de mis relatos. Curiosamente mi nombre era como su herramienta de trabajo.
Para esos días, el siglo parecía ser tan innovador como deslumbrante. Las multitudes celebraban el triunfo de una región llamada Germania... algo tan cosmogónico como disparatado. Sí, eso era... fuera de espacio y tiempo. Pero el hallazgo de Troya no parecía ser una efímera quimera.
Algo apesadumbrado desperté casi al mediodía, mis últimos escritos. Faltaban el final y la ponderación de las ciudades griegas. Una nube de recuerdos confusos me invadieron durante la tarde. Algo muy lejano y extraño tocaba mi corazón, pensé que   algunos de los actores en el relato reclamaban palabras que no pude escribir.
Me vino una lejana imagen del arqueólogo, tan huidiza como real. ¿Acaso él podría pensarnos a nosotros desde allí?,  ¿qué le contaría a su mundo sobre griegos y troyanos?
Creo haber narrado con la mayor fidelidad esta historia. Seguro que hay más, seguro  que este sueño es mucho más que un mito o una leyenda.

 


Copyright©Alicia Jadrosich

Enero, 2017.  Todos los derechos reservados por su autor