Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo IV La literatura y los géneros discursivos de uso cotidiano

Consigna once Elaborar un relato que se construya a partir de una sucesión de telegramas y/o mensajes de correo electrónico, anotaciones de agenda, avisos fúnebres, recetas médicas, mensajes de texto (SMS), etc., y que tenga como elemento en común la figura de un personaje que será su emisor o destinatario. Tomar como modelo Los años 90 de Daniel Link o Boquitas pintadas de Manuel Puig. Extensión máxima: 1 carilla. 

 


El texto se trabajó a partir de los mensajes recibidos en un contestador automático. 


LA VIDA MISMA   

 

Domingo 

—¿Tito? Te estamos esperando, dale,  metele que ya están armando los dobles, en menos de 20 tenemos que entrar: no nos hagas sufrir como siempre hermano. 

—Tito, soy Flavia,  dijiste que me llamabas en la semana, hoy es domingo y todavía nada. ¿Che, qué pasa con vos? A ver si me aclarás un poquito cuál es tu onda. El celular ni ahí, todo el tiempo el contestador. 

—Hoolaaa, soy Analisa, papu, me dijiste que íbamos a ir al cine, que me comprabas la casita de la Barbi. ¡Papito  te amo!  Cuando vengas, tráeme  chocolates.  Besitos y corazones...

—Este es un mensaje para el Sr. Alberto Iribarne del Banco H.S.B.C.: le estamos ofreciendo un nuevo plan que extiende el monto en el límite de créditos de sus tarjetas.  Puede comunicarse con nosotros al número... 

—Tito,  ¿cómo estás hijo?  Tengo todas tus  camisas planchadas y te cosí los bolsillos de los pantalones. Pasá cuando quieras, sé que los estabas necesitando. Hoy a la noche hago los tallarines que tanto te gustan. Te extraño hijo. 

—Don Tito,  habla Mary,  la vecina de Melisa, su hermana,  quería que le avisara que debe haber dejado alguna canilla abierta, sale agua por la puerta de entrada, todos los vecinos se están quejando. Por favor,  mire que es urgente. Trate de ubicarla, no tengo el número de ella. 

—Ey, quedamos en ir a almorzar hoy, ¿te acordás?  Bueno ya son las 14.30, estoy acá en el Bar Central, me tomé una coca. Avísame que vas a hacer, tengo el celu abierto, no me hagas esperar. ¡Detesto estar sola,  sentada en un bar! Por si me olvidaste,  soy Silvia. 

—Tito y que te reparió  ya empezaron  los dobles uno y  tres, yo te estuve bancando, gil. Me dejaste colgado y al equipo también. Acá piden tu cabeza en bandeja, pedazo de... (…)

 

Lunes    

—Es muy tarde y sé que nunca te llamo, ni cuando venís por la nena, pero,  por favor , llamá a  lo de tus viejos. Me avisaron a mí porque no contestás el celular y no saben si recibís los mensajes. Tampoco la ubican a Meli; Osvaldo me dijo que había viajado por negocios, pero ya sabés ellos no se hablan. No sé dónde estás   vos.  Llamé a Hugo y me dijo que ayer no fuiste a jugar.  Por favor, Tito, llamame.  

—Perdoname  Tito la calentura de ayer, viste que a veces uno se enoja por pavadas, bueno viejo, estoy con vos para lo que sea. Un abrazo, amigo. Los muchachos te mandan todo su apoyo. 

—Hijo,  no quiero molestarte,  pero ya estamos preocupados por vos. Desde hace dos días no contestás, es por tu padre, no sabemos cómo dilatar esto. Acaba de llegar Melisa, solo faltás vos. 

—Arquitecto  Iribarne, le habla el  Sr.  Osuna, lo estoy esperando para la cotización de las reformas en el local, por favor,  comuníquese a la brevedad conmigo. Gracias.

 


Copyright©Alicia Jadrosich

Julio, 2016.  Todos los derechos reservados