Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo IX Una escritura palimpsestuosa: la lectura como uso

Consigna veintidós delta Tomar un mito griego (Prometeo, los argonautas y el vellocino de oro, Fedra, Medea, Electra, Edipo, etc.) y escribir una versión en la cual se “traicione” algún aspecto de su historia o de su ideología. El relato puede hacerse a partir de un solo punto de vista narrativo o de varios que polemicen. Por contar la historia de Jasón y los Argonautas desde la perspectiva de Medea, que ya anciana recuerda las atrocidades que debió cometer obligada por la ambición de su prometido, y la de éste, Jasón, que pinta una Medea capaz de cualquier cosa debido a su locura.

(Extensión máxima: 2 carillas)

 


LA VUELTA DE PANDORA


El Eterno Espíritu del Universo que en círculos perfectos gira dando luz a todos los seres por Él pensados y creados, me conducirá a escribir, guiará mi alma para que conecte con la vibración más elevada.

Luego de pasar por una etapa oscura, y analizando el fracaso de la Humanidad, observando a los hombres en un eterno dolor, del que estaban agobiados, se creían libres y autónomos, pero en cambio, se obsesionaron con el apego, el consumo, en una carrera por ganarle a la muerte. Atendiendo a esta crisis, se acordó una Convención de Dioses. Después de días de diseñar un nuevo paradigma, se convocó a Pandora. Una segunda oportunidad era el reclamo urgente de la situación.

Ella llegó lentamente, tan bella como siempre, pero con la mirada profunda de quien ha combatido por oxigenar la propia existencia. Los años de llanto y rencor, encerrada con la compañía de sus recuerdos, la habían agotado. En su intento de una salvación profunda, conectó su alma con la simpleza de lo cotidiano. La gratitud por cada momento vivido recuperó el brillo de experiencias que antes parecían rutinarias: gotas de rocío, un vuelo de mariposa, el sonido del agua al caer tranquila, el aroma del pasto acariciado por el sol.

Pandora había alcanzado a apoderarse de sus propias pasiones, y cambiar el curso de la historia era el nuevo desafío.

Los dioses alabaron sus aprendizajes y dejaron una nueva tarea. Recibió en sus manos una caja, como en el principio de los tiempos. Esa caja la volvía a convertir en la Eva originaria y ella supo, que en el caos primero, el don de la esperanza había salvado el llanto eterno del humano.

La Esperanza llegaba desde afuera, es ansias del milagro, la espera de algo mágico que cambie la situación. Pandora se estremeció abrazada a su tesoro, cerró sus ojos y abrió esta tapa que renovaba la raza, convencida de que el secreto está dentro de cada corazón. El nuevo don fue la confianza en sí mismo. Tomar conciencia de las propias capacidades puso al nuevo ser humano como co-creador. Transformándose Pandora enseñó a transformar. Ella venía a ofrecer su sabiduría. La sombra fue maestra para reconvertir al humano en la mejor versión de sí mismo.

Pandora respiró, su libertad estaba en su interior, había quebrado sus propias cadenas.

 


Copyright©Alba Isern.

Junio, 2016. Todos los derechos reservados