Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL)   Módulo 1  Variaciones

Consigna 1

 

Variación 1.


Me acosté temprano. La jornada no había sido como la de cualquier día, más bien agotadora y distinta. Mucha gente había entrado a la zapatería, la calle Florida repleta de turistas habían hecho de ese día: EL DÍA.

Luego de un efímero zapping por los distintos canales de la tele,  me di vuelta, acomodé las piernas de forma que descansaran relajadas y me dormí.

Y comenzó el sonámbulo viaje, cargado de sonidos, olores, sensaciones pero con un único destino: unos elegantes tacos aguja de un suave color pastel junto al  revoleo de una pollera floreada.

Los zapatos iban y venían, recorrían el lugar, paraban, seguían… de repente las piernas torneadas y protegidas bajo el floreado vestido calzaban unos altos tacones rojos.

El despertador puso fin al viaje y dejó ese mudo interrogante que detrás del humo de la taza de café busco desentrañar.  La joven de los zapatos rojos que animadamente charla con el joven que la esperaba ansioso,  ¿es la ladrona?

 


Variación 2.


Había salido tan elegantemente vestida que supuse que era el día que mi sospecha se convertiría en realidad. Cabello recogido, tenue maquillaje, ojos delineados y un seductor color carmín en los labios era el toque adecuado para lucir el hermosos vestido floreado que yo mismo le había regalado y que ella había completado con  aquellos zapatos rojo que juntos compramos en Europa.

Un fuerte aguijón punzaba mi pecho, desgarrador, pero  que no me quitaba fuerzas para ir tras la verdad. Tanto planes juntos, tantas ilusiones, y ella ahí entrando al bar que tantas veces nos había acogido, pero ahora para sentarse en la última mesa junto a un alto cincuentón de traje que la miraba absorto, le hacía preguntas a las que ella presta respondía. Sin contacto físico pero con un fluido diálogo que me hacía pensar que lo que los unía era algo muy importante.

De repente se levanta, revolotea su pollera, le da la mano, sale y me ve.  Se arroja a mis brazos, rodea mi cuello, me besa y me dice alborozada:  -¡ lo conseguimos, lo conseguimos!

Sin saber que decirle, la abrazo, la beso, y me voy con ella.

 


Copyright©Betty Vacarezza.

Mayo, 2016 Todos los derechos reservados.