Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TIEL Iniciación a la escritura literaria

 

(TIEL) Módulo I Variaciones

Consigna dos


Variación 2

 

NAVEGANTES


Esos días fueron de tardes eternas y noches infinitas. No hallábamos respuesta a las muchas preguntas y la impaciencia se apoderaba de todos nosotros.

Los recursos y las provisiones comenzaron a escasear, tomé la decisión de racionarlos. Mi diario era el registro de cada cosa que ocurría y todo aquello que tomara mi atención. Cada tanto algunas aves me sorprendían por sus formas y colores traté de darles un nombre aún sin conocerlas.

Sentíamos un crucial abismo en medio de las muchas aguas, pero sin vista de tierra. La desazón carcomía mis huesos y el peligro acechante de un motín turbaba mi existencia.

Habían pasado más de tres meses y los hombres se violentaban y cada día con más vehemencia. Debía mantener mi equilibrio y darles esperanza; la que yo ya había empezado a perder.¿Acaso habríamos equivocado el camino? Aún no lo sé (…) observaba cada noche con mi astrolabio y la ruta que marcaban mis cartas portuláneas parecía ser la correcta. Otros navegantes habían registrado sus nuevos hallazgos. Yo seguía sus pasos y estaba dispuesto a dar uno más.

En mis sueños veía la tierra deseada. Sentía desde muy adentro que estábamos próximos, a pesar de la bravura de esos mares. Veía rostros y cuerpos que nadie había dibujado, soles enrojecidos por un fuego nuevo.

Aquella noche me dormí en la cubierta. Quise respirar el aire fresco, mientras la brisa acariciaba mi cuerpo. Entre imágenes difusas, oía los gritos de la tripulación. Mi cansancio vencía mis ojos y traté de dormitar.

Apenas el alba y un grito exasperado me volvió a la realidad. Las voces de los tripulantes se alzaron frente a un día casi infinito.

 

 

Copyright©Alicia B.Jadrosich

Abril, 2015. Todos los derechos reservados