Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC EL CUENTO Técnicas de escritura

 

(TEC)  Módulo IV Paratextos
Consigna P 13 Imagine que editó una antología de cuentos policiales. La crítica objeta que su selección ha sido arbitraria y poco representativa. Escriba un prólogo para una segunda edición en el que justifica el porqué de su elección de cuentos para la primera edición. (Máx. 1 pág.)



Ha sido una sorpresa que la Editorial Grito de Pluma decidiera republicar la antología Enigmas Policiales, luego de transcurridos dos años de su primera edición. Y mucho más, que la misma se haya convertido en una referencia para todos los noveles escritores policiales de la Argentina.
Al principio, cuando recibí la crítica literaria en editoriales de la Revista Ñ, como también en el suplemento cultural del diario La Nación, la consideré despiadada. Ambas hacían alusión a que la selección había sido arbitraria y poco representativa. Los años me enseñaron que toda antología no siempre puede superar con éxito la crítica debido a que  los analistas no saben por qué uno elige determinados cuentos y deja afuera a otros. Sin embargo, es un reto someterme a ella. Por eso, aprovecharé esta nueva edición y en estas líneas dejaré sentada mi postura, la que asumí desde que me inicié en este desafío.
Para empezar, aclaro que cuando no incluí a Ricardo Aira y a Martín Larrivey mi decisión fue intencional. Sabía que muchos se indignarían, pero como en toda literatura, las omisiones son un recurso que nos deleita y mi interés era jugar con mis lectores, quería tomarme ese café mental a distancia. Si bien reconozco que los dos han marcado una tendencia a nivel latinoamericano y mundial en el género, preferí los cuentos que se hayan desarrollado en escenarios argentinos, y no los de autores que hayan priorizado a lo largo de su carrera los contextos extranjeros. Pensé que mis críticos se darían cuenta, pero otra vez mis predicciones fallaron.  Recordemos que Aira y Larrivey se exiliaron a partir del 1977 en Francia y nunca más los tuvimos entre nosotros. Ellos contaron que no podían escribir más sobre Argentina y preferían olvidarla hasta en la ficción.
Y la otra crítica que refiere a la representatividad, más allá que tenemos un límite en cuanto a la cantidad de cuentos ?que en este caso eran diez?, hemos sido prudentes en la elección al no sólo considerar como primer tamiz los mejores cuentos de cada autor, sino elegir entre ellos a los que hayan marcado un punto de quiebre en la carrera literaria de cada uno de estos escritores reconocidos.
Al releer cada uno de los relatos rescatamos la variedad de temas elegidos,  objetivo principal del volumen. Podrán pasar cien años, y aparecerán otros autores que pasarán a formar parte del canon policial argentino, pero seguramente quedará en los recuerdos de los futuros literatos esta antología, como en su momento para nuestra generación lo fue la obra Los mejores cuentos policiales, selección realizada por Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges.
¡Espero disfruten cada enigma y sigan descubriendo omisiones, para eso están!

Copyright©Diego Salzman.  Diciembre, 2015
Todos los derechos reservados