Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC EL CUENTO Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo III. Decir y mostrar

Consigna D9 Redacte una etopeya de Ud. mismo. (1/2 página)

 

¿Cuándo muera que se dirá de mí, del que quiso día a día con vocación idealista, intentar un mundo más justo? Será posible combatir con las utopías que uno ha elegido, tal si fueran armas, como esos románticos que luchan por una pasión imposible a fuerza de poemas inconclusos para matar la tristeza de toda injusticia amorosa. Y sí, la vida es más placentera cuando uno honra sus ideales con la escritura de la verdad.

Aprendí que al poner la cara por los demás cuando uno milita, la exposición solidaria estará sujeta siempre a mayores críticas que a escasos agradecimientos. Igual, me jugaba sabiendo que al final, el bien triunfa sobre el mal. Tardará un par de milenios, pero la victoria se logrará.En mi adolescencia, había sido desgastado por la tierna timidez que impedía, a veces, por horror y a veces por miedo, expresar lo que quería ser y lo que no. Los años, la psicoterapia y los libros me fueron moldeando en un hombre, no excéntrico, pero seguro de sí mismo, como esas personas que conocen su defecto más importante y lo tratan de corregir a fuerza de prueba, error y voluntad. Lo que no cambié fue esa manera hipócrita o falsa que tienen muchos de relacionarse con los demás, y prefiero en esos casos quedar como un recio o salvaje animal que se interna en la selva para vivir solitario.Por otro lado, entre los defectos que más valoro es que persisto en no olvidar, ni perdonar, a los que me traicionan. En esos casos, sacudo la guillotina con la firmeza del acero a los que quieren tentarme con la reconciliación. Dejo de hablarles, el tiempo es oro y si osan saludarme, hago como si pasara un viento hediondo y que huelan mi acorazonado odio. Nada mejor que ver pasar el cadáver de tu enemigo.


 

Copyright©Diego Salzman. Septiembre, 2015

Todos los derechos reservados