Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El cuento, Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo I. La narración

Consigna LN 1 Ud. es un escritor consagrado; un amigo/a, o un discípulo/a, o un hijo/a le pide consejos acerca de cómo debe ser la escritura literaria.Escriba un texto epistolar en el que explique sus convicciones e intuiciones. Recuerde que es Ud. quien previamente debe tener la representación mental y saberla trasmitir a su destinatario. Tome como ejemplo la carta de R. M. Rilke. (Máximo 1 pág.)


Querido Gabriel:

Desde la última vez que recibí noticias tuyas, han pasado ya tres meses. Mucho, ¿no? En el medio, he recibido el Premio Nacional de Literatura Argentina en el Cervantes. No sé si me viste, pero entre nosotros, soy ajeno a la hipocresía de esos circos. Me embolan.

Volviendo a lo nuestro, quedé procesando la postdata de tu carta anterior. ¿Te acordas? La traigo a tu memoria. Me preguntabas acerca de qué consejos te daría sobre cómo debe ser la escritura literaria. Voy a marcarte la cancha para que puedas volver a repensar tu inquietud y, en un tiempo, lo discutimos personalmente. Eso sí, que no falten brasas y vino. ¡Y con chorizo, eh!  No cuentes conmigo para la parrilla. Ese será tu legado, síntesis de esta epístola. Ahí vamos. Te voy a confesar mis tres secretos fundamentales a la hora de la pluma. Primero, voy a recordar un texto de Jean-Paul Sartre “Qué es la literatura”. Sartre plantea que el escritor no puede detenerse en la prosa exclusivamente. Si ésta es amenazada, es necesario que el escritor se una a las armas y luche por la libertad. O sea, cuando escribimos, buscamos ser hombres o mujeres libres de toda opresión. No podemos excusarnos en la creación literaria. Tenemos que ser individuos comprometidos con la sociedad de la cual somos parte. Y en esa misma línea, Ricardo Carpani planteaba que no existe el apoliticismo en el arte, el que así piensa está convalidando pasivamente el sistema económico vigente. Por eso, mi querido amigo, arte es compromiso y sino vomitiva mercancía.Segundo, recorrer el camino en la literatura es sinuoso, incierto, peligroso pero, sin ninguna duda, una experiencia profunda. Irás encontrándote con tu interior. Con ese fuego destilado, que nuestros lectores van devorando página a página, libro a libro, como si fueran palomas, pero donde nos abrimos a lo exterior y cuando cada persona nos lee, puede conocernos. Podremos utilizar metáforas, comparaciones, personajes, pero lo que realmente ellos lean va a ser nuestros pensamientos, disfrazados, pero seremos siempre nosotros. Interior y exterior. Y, por último, y no por eso menos importante, ya no serás un mortal común. Cada vivencia, cada lectura que hagas, cada paso que vayas dando, estarás rodeándote de potencial literatura. Todo lo empezarás a observar y, quizás, lo hagas arte. Pero cuidado, ya tienes las armas, el escudo y las ideas, no por eso, pienses que cualquier cuento o poema que escribas estará condenado a embellecer almas. Tendrás que esforzarte y poner énfasis en cada detalle, donde quienes te lean, disfruten lo que vos soñaste al imaginar. Esfuerzo y Dedicación. Si lo lográs: ¡bienvenido al club, compañero!

 
Tu profesor, Diego.


P.D.: en julio ando por allá. No supe nada de tu madre. ¿Cómo anda ella?


 

Copyright©Diego Salzman. Julio, 2015

Todos los derechos reservados