Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El cuento. Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo III Decir y mostrar

Consigna D 2 Escriba un texto narrativo breve en el que se cuente una historia. El modelo, en este caso, es la historieta que verá a continuación. (Máx. ½ pág.)  

Taller literario La Argamasa

 

 

 

 

Fuente: Google

 

 

LUZ MALA

Dos y media de la mañana. Estaba seguro de que a medianoche la luz estaba apagada antes de que el sueño lo venciera y ahora el reflejo de la bombilla le estallaba en los ojos entrecerrados y llorosos.

Mientras se levantaba con dirección al interruptor, maldijo no haberle hecho caso a Tito y poner otro en la cabecera de la cama.

En su más absoluta soledad intentó retomar el sueño, que tardó en llegar.

Cuatro y quince, creyó que era parte de un sueño ese resplandor que iluminaba su rostro, pero no. La bombilla allí estaba a pleno, encendida nuevamente.

¿Fantasmas? ¿Un cortocircuito? El miedo lo comenzó a invadir y solo le quedaban un par de horas de sueño antes que la rutina diaria lo atrape.

Por eso, lo mejor fue aflojar la bombilla para intentar volver a dormirse rápido.

Cinco y veinte, vuelve el brillo a apuñalar sus ojos entrecerrados, pero ahora siente que no está solo.

Una silueta difusa se interpone entre la luz y él y le dice en un tono entre monocorde y lúgubre: —vamos, levántate que te estamos esperando y no hace falta que te cambies, allí no necesitarás ropas.

 


Consigna D 3 Escriba un texto descriptivo en el utilice las siguientes palabras y expresiones: encinas, rojos, azules, violáceos, cruda/o, resplandor, terreno árido, desierto en las almas, atardecer. (Máximo ½ pág.)


DESIERTA FICCIÓN

Son muchos kilómetros de una resquebrajada sequedad que presenta este terreno árido y solitario. Aquí prevalecen los rojos apagados y el humus parece haberse ido de viaje hacia otros horizontes.

El atardecer depresivo de este páramo se asemeja al Desierto de las Almas Perdidas de Grecia, del popular videojuego “God of War”, por su cruda escenografía y sus escasos sonidos. Tan solo falta que pase deambulando Cronos, a quién Zeus lo envió al destierro eterno, o tal vez al cíclope gigante Polifemo, encadenado a unas ruinas y también castigado.

Pero claro, ese desierto solo está en la imaginación de quienes se alucinan con el videojuego y el de este paisaje es muy real.

Es tan real que, al atravesar la última cadena de gigantes rocas, allí donde el resplandor del crepúsculo apenas permite ver, un pequeño oasis espera paciente.

Ese oasis que se presenta con tres grandes encinas desplegando su manto verde y protector a tanta inclemencia solar recibida y que ofrecen natural refugio al pequeño lago azul-violáceo repleto de coloridos peces cuya presencia resulta poco menos que inexplicable.

 


Consigna D 8 Redacte una prosopografía de una persona que conozca. (1/2 página)


EL GUÍA

Dijo que su nombre era Jordi Ricard Moreno. Sexagenario profesor de Historia por vocación y guía turístico por elección, según su propio decir.

Con él recorremos las calles de Barcelona y en lugar de prestar atención a la descripción que nos hace del mercado de La Boquería, estoy pendiente de su figura e indumentaria.

El tubular pantalón de un bordó furioso solo puede quedarle bien a alguien con su esquelético porte. La impecable camisa blanca, cuidadosamente salpicada por imperceptibles lunares azules, tiene un par de botones abiertos que permiten ver una fina cadena de oro con una pequeña imagen de La Moreneta, virgen protectora de Cataluña.

Un importante sombrero de ala ancha inmaculadamente blanco sirve de protección a un anguloso rostro de un llamativo color cobrizo, infiero que es producto del soleado verano catalán.

Completa su llamativo atuendo, con unos zapatos color caqui claro que hacen perfecto juego con el ancho cinturón de dorada hebilla.

Cuando dejé de observarlo, La Boquería había quedado varios metros atrás.

 


Consigna D 11 Haga una caricatura de Ud. mismo. (1/2 página)


Y VICEVERSA

Para ser alto, soy bajo y viceversa.

Para ser narigón, soy ñato y viceversa.

Para ser flaco, soy gordo y viceversa.

Para ser divertido, soy aburrido y viceversa.

Para ser viejo, soy joven y viceversa.

Para ser profesional, soy amateur y viceversa.

Para ser simple, soy muy complicado y viceversa.

Para ser imparcial, soy bastante parcial y viceversa.

Eso sí, soy familiero, honesto, responsable, amigo, respetuoso, extravertido, trabajador, pelado a ras, un tanto terco y muy taurino, algo que muy bien no sé qué significa, pero me lo han dicho muchas veces.

En esas pequeñas ¿o grandes? cosas, no hay viceversas.

Ah, me olvidaba, cocino bien.

 


Consigna D 12 Combine cada uno de sus rasgos (prosopografía, etopeya) y escriba un texto en el que predomine el retrato. (1 página)


RETRATO

Cuanto pudor me aparece al tener que escribir sobre mí. ¿Será el pudor la primera característica a nombrar? Ni mucho, ni tan poco.

Aunque los cincuenta y siete se acercan, creo que, sin parecer “mucho más joven”, me mantengo bastante bien. Algún kilo rebelde y la cabeza calva (mitad por propia decisión, mitad por decisión genética), me juegan en contra para la utópica juventud eterna.

Tal vez, lo más jovial que tengo es el espíritu. Esa frase que me parece tan cursi es la que más se asemeja a la realidad actual.

Será por lo extravertido.

Por amar viajar, por amar también el fútbol y seguir jugándolo a un ritmo más cansino, pero con la misma pasión.

Por llenar mi casa de asados con familiares y amigos, por ir a una decena de recitales de rock vernáculo cada año siguiendo a tres o cuatro bandas.

Por seguir avanzando en mejorar mi vocación de escritor aficionado y por disfrutar la literatura en todas sus formas.

Por ser feliz vistiéndome con jeans y remeras.

Y creo que podría seguir listando cosas hasta el cansancio.

Pero también hay otro.

El que perdió a su padre de adolescente, algo que lo marcó sobremanera y lo hizo crecer más rápido que lo que decía el almanaque.

El que de muy joven encontró el amor y que aún hoy lo conserva con la misma pasión.

El que tiene a su familia como el bien más preciado.

El que hace casi treinta años trabaja en la misma multinacional, rodeado de números que detesta, pero le dan de comer.

El puntual, bastante formal (según la ocasión), siempre respetuoso, muy responsable y con la honestidad como bandera.

El de rostro “aguerrido que intimida” a decir de otros y que sabe que esa expresión es más ficción que realidad.

Ese combo soy yo. El formado por la parte jovial y también por la enumeración del “otro”. Creo que tal vez ese combo se forjó invertido. Cosas de la vida.

Al terminar estas líneas me doy cuenta de que además de darme pudor, es muy difícil retratarse de manera literaria.

Menos mal que este texto no lo va a leer nadie.

 


Consigna D 13 Redacte un texto en el que describa un personaje, incorporando las siguientes palabras y expresiones: hirsuto/a, avejentado/a, olvidado/a, claridad de pensamientos, llena el alma de adioses, rasgado/a por la angustia, ciego/a de esperanzas. (Máximo ½ pág.)


EL DISTINTO DE ROCKËN

No me pregunten porqué siempre fui un apasionado de este personaje, tan personaje como filósofo genial.

Tal vez lo primero que me llamó la atención de él fue ese bigote hirsuto y tupido que sobresalía en todas las imágenes de su rostro, debajo de unos pequeños lentes de aumento considerable.

O tal vez porque me costó mucho comprender la claridad de pensamiento que volcaba en cada uno de sus libros. Libros que en más de una ocasión tuve que releer para interpretar cada metáfora, cada alegoría, cada aforismo, cada decir.

Muchas veces sus textos pecan de ser ciegos de esperanzas, en otras ocasiones, todo lo contrario. Él era cambiante, distinto, locuaz, verborrágico, impredecible y sus textos generalmente reflejan eso.

Una mirada penetrante, pero extrañamente perdida y rasgada por la angustia, era otra característica de su semblante.

Sus colegas, en más de una vez, le dejaron llena el alma de adioses, como así también los críticos y la prensa de su tiempo. Aún hoy se lo discute, se lo estudia, se lo analiza.

Tal vez por eso terminó sus días solo acompañado por familiares directos, avejentado, enfermo, olvidado y con un grado de locura indisimulable.

Igual nada me hará cambiar la opinión que tengo sobre el extraordinario Friedrich Nietzsche.

 

 

Consigna D 15 Describa el objeto que verá más abajo con la mayor economía de palabras. (Máx. ½ pág.)   

Taller literario La Argamasa

Taller La Argamasa




 

 

 

 

HORAS VIKINGAS

Allí estaba sobre la mesa, esperando mi decisión de compra.

Dorado, perfecto, inquebrantable, con el Triangle Vaknut Norse vikingo orgulloso en su tapa.

Una cadena también oro, como si fuera un rizo del mismísimo Ragnar Lodbrok, luce cual peligrosa serpiente, dispuesta a deslizarse en un futuro dentro del pequeño bolsillo de mi chaleco.

Con un diámetro de tamaño ideal, el albino cuadrante de exactos números romanos cierra el tentador conjunto que me obnubila y que ya decidí que a partir de ahora será responsable del control de mi tiempo.

Eso hasta que seguramente me abran las puertas del Valhalla.

 


Copyright©Néstor Aro

Marzo, 2021.  Todos los derechos reservados por su autor

 

Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autor.