Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El Cuento. Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo II Adecuación, coherencia y cohesión

Consigna A4 Escriba un texto en el que use los siguientes conectores: para empezar; en segundo lugar; en fin. (Máx. ½ pág.)

No figuraba más de las dieciocho, pero ciertamente ¿quién podría confiar en los relojes actuales? Sujetos a baterías dependientes de una carga agotable.

Lo miraba una y otra vez y las manecillas avanzaban con tal lentitud que la simultaneidad de mis acciones acumulaban horas de sueño, ¡una verdadera maravilla de la tecnología moderna! Tal es así que podía sentirme dueño del paso del tiempo. Para empezar lo considero un tiempo prometedor y a él un objeto equiparable a la fuente de la vida, en segundo lugar me despierta una inigualable admiración por poseer un cúmulo de momentos creados a partir del desgaste o el agotamiento, extraña imagen del movimiento. Mi movimiento.

En fin todo es relativo, basta que cambie las baterías para abatir cualquier ilusión de longevidad.

 


Consigna A5 Escriba un texto en el que use algunos de los conectores que abajo se transcriben, recuerde que sirven para indicar que un texto avanza en una misma línea, es decir, explica una idea. (Máx. ½ pág.)

Algo avanza, sin duda… ese movimiento irremediable. Recuerdo bien haberlo visto estático o casi inmóvil, parecía un auxilio del destino, es decir, la quietud prolongando la vida, pero aun así no sé si de eso dependiera. Esa máquina infernal amplificando el sonido de la muerte, recordándome la finitud con sus incansables tic-toc. ¿Entonces cuál es la edad correcta? ¿Cuál es el tiempo permitido? ¿Qué nos determina una partida prematura? En otras palabras, ¿qué tan joven soy para morir?

 


Consigna A6 Escriba un texto en el que estén ausentes los conectores, luego liste qué conectores cree que deberían haber estado presentes. (Máx. ½ pág.)

No me decidía la variedad era inaudita, lo único que tenía en claro es que deseaba que funcionara de manera autónoma.

Los había visto mecánicos, de arena, hasta un raro clepsidra. Necesitaba aceptar mi realidad y mi actual máquina de movimiento no me ayudaba en absoluto, falla tras falla, error tras error, podía sentirlo como una extensión de mi vida. Me ofrecieron de cristal de cuarzo, según dicen, son particularmente exactos, solo tres segundos al año es su margen de error. Esto me daría más precisión y sin duda la posibilidad de hacer futurología de mi muerte. Podría predecir mi último aliento de vida.

Puesto que

También

Dado que

Incluso


No me decidía puesto que la variedad era inaudita, lo único que tenía en claro es que deseaba que funcionara de manera autónoma.

Los había visto mecánicos, de arena, hasta un raro clepsidra. Necesitaba aceptar mi realidad y mi actual máquina de movimiento no me ayudaba en absoluto, falla tras falla, error tras error, podía sentirlo como una extensión de mi vida. También me ofrecieron de cristal de cuarzo dado que, según dicen, son particularmente exactos, solo tres segundos al año es su margen de error. Esto me daría más precisión y sin duda la posibilidad de hacer futurología de mi muerte. Incluso podría predecir mi último aliento de vida.

 


Copyright©Natalia Belen Carballal Nogueira

Octubre, 2020.  Todos los derechos reservados por su autora


Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autora.