Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El Cuento. Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo I La narración

Consigna  LN5 Evoque algún recuerdo, utilice el recurso de analepsis, y redacte una narración base. (1/2 página)

Un virus  azota al mundo, eso pensé mientras cortaba algunos jalapeños para sazonar la comida, entonces recordé a mi abuela, que tras cien años de vida sabía exactamente cuál era el verdadero virus, o al menos eso decía saber y no con esas palabras. Sus arrugadas manos eran la experiencia y la perseverancia, como muchas otras manos de mujeres de posguerra.  La escuchaba decir “la yerba no la tires, es abono”, mientras recolectaba semillas de cualquier tipo para luego diseminarlas en múltiples tachitos que distribuía por el patio, sin importar que allí solo había cemento.

¿Cuánto puede caber en tan pequeña extremidad? Cuánto daño y cuánto amor.

De pronto dejé de cortar aquel ají, mi mano tocó mi rostro, una lágrima de ardor rodó por mi mejilla. Vi el balcón y la noche y más allá la maceta muerta de alguna planta librada al descuido. Me miré, recogí las semillas y las puse en mi mano.

 


Consigna LN6 Escriba un relato en que la narración base sea breve y la analepsis extensa. (1/2 página)

Húmedo, ese es el único adjetivo que describe este pasillo lleno de moho. Sí, la compré. Nada como el encanto de una vieja casa con pisos de madera rechinante, me repetí.

De golpe un violento ruido. Es el tronar de mis rodillas contra el suelo, siento una punzante astilla introducida en mi pie, la visión se nubla, todo se vuelve borroso, mis ojos dan un enorme y largo parpadeo.

Me levanto de pronto siendo una niña, repitiendo ese inexorable día. El tutú esta rasgado, ¡la profesora va a matarme! Veo algo de sangre en las media-puntas, las observo, parece que no va a notarlo. Me peino rápidamente y borro del piso las gotitas de sangre, ¡listo, no quedó ni un rastro! Las rodillas duelen un poco pero puedo soportarlo, creo que aún queda algo de Atomo en la mochila. ¡Date prisa, está por llegar y no precalentaste! creo que va a ser un largo y angustioso ensayo, solo necesito solucionar lo del tutú, tal vez si lo doy vuelta apenas lo note, o quizá pueda abrir el casillero de Emma y tomar prestado el suyo. No puedo decirle que lo olvidé, no me creería, jamás lo he hecho.

Mis rodillas duelen mucho.

¿Qué fue ese ruido? ¿Por qué duelen tanto mis rodillas si ya lo había superado?… ¡ah, sí, la astilla! Tengo que intentar sacarla, ¡no puede ser, rompí mis jeans! Creo que venderé esta casa, detesto los pisos de madera.

 


Consigna LN7 Escriba un relato en que la narración base sea extensa y la prolepsis breve. (1/2 página)

Avancé rápidamente dos cuadras sobre la derecha hasta llegar al arco estilo art nouveau de la plazoleta que corta la calle principal del suburbio.

Disfruto sentarme en la desgastada banca verde que está justo debajo del farol que delimita la rotonda que los niños usan para andar en bicicleta. Suelo venir de noche cuando todos se van debido al frio. No puedo soportar el ruido de pequeños revoloteando como aves o el bullicio de padres paranoicos que no dejan que sus hijos aprovechen el viejo subibaja por miedo a que salgan volando o peor aún que le claven la culata del vendito juego a alguna cabecita distraída. Pobre destino el de esa condenada tabla, ¡arma mortal encubierta!

Me siento despacio sin volcar el café y prendo un cigarro. Puedo sentir cuanto expulso con cada bocanada y deleitarme a su vez con los dibujos que va dejando el humo al toparse con la brisa, esa suerte de arabescos búlgaros metamórficos que resultan hipnóticos. No es casual que me siente acá, ni tampoco hay una gran historia, es que sin la luz del farol esta maravilla animada no sería posible o peor aún no podría ver expeler mis pútridos sentimientos. Esa forma de verlos partir funciona como un placebo, lo descubrí tan solo hace dos meses. Antes no, ahora veo, mañana cerraré mis ojos.

 


Consigna LN8 Escriba un relato combinando analepsis y prolepsis. (1 página)

No podía detener la aproximación de un recuerdo sujeto a lo imprevisible y acercarme tampoco parecía la mejor opción, sin embargo, toda novedad estaba desleída y cualquier imprevisibilidad nula.

Nada en absoluto me permitió pronosticar la llegada de un viejo amor  y es que la música de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong  abarcaba el espacio, ¿Cómo podía algo escabullirse? Reí.

Menos aún pretendía caer en un cliché atiborrado de notas de jazz, pero ya ven: hay cosas que no son fáciles de evadir. Y es que el olor a noche y a cerveza caliente me distrae a un pasado ajado o tal vez a un presente atestado de ausencia y porque no a un futuro agonizante de letras y colillas ahogadas en bebidas fermentadas. Es el sueño de la tinta buceando en un rio color púrpura, enalteciendo a su amor al peligro.

Se repiten, se comparten y bajo el flash de una cámara programada retratan la mirada evasiva de los amantes en noches prestadas.  Una suerte de conversación forzada los aleja del abrazo de la caricia y de la piel. No son más que lo que tienen, un instante en una fotografía en blanco y negro y una vieja boina impregnada de tabaco.

Todo vuelve, una nueva impresión, la sublimación del deseo retratado con haluros de plata.

Un brazo forzado contra el placard, un beso robado en el cuello, una caricia que dibuja la silueta desnuda, su entrepierna entregada al placer y, por último, la sombra superpuesta de dos cuerpos sin nombre ni tiempo. Es ahí donde se encuentran. Donde no están, donde cualquier cuerpo puede ser ella o él.

Volví, otra vez las manchas de tinta sobre el papel deforman las palabras. Intento descifrar el código del azar, pero no es más que eso, tinta en el papel.

Busqué la foto, la sostuve inmóvil entre mis sudorosas manos. Los veo, grises, gozando eternamente.

 


Consigna A10 Escriba un nuevo texto en el que el narrador reproduce enunciados ajenos. (Máx. ½ pág.)

­­–Se está poniendo oscuro. –dijo La Sombra.

Al instante se convenció a sí misma: –no debería preocuparme.

–Yo ni siquiera soy. –acotó La Nada por compasión.

–¿Y por qué te escucho? –persuadió La Sombra.

–Es que también sos nada, prácticamente somos de la misma especie. –retrucó La Nada.

–Sí, esa ausencia es aterradora, por eso necesito luz para ser. –dijo La Sombra.

–Y sin la oscuridad, querida amiga, ¿de dónde emergería tu vida? –continuó La nada.

–En tus impulsos más primitivos. Sentenció La Sombra.

 


Consigna A11 Justifique por qué en cada una de las oraciones que más abajo se transcriben es incorrecto el uso del infinitivo y el del gerundio.

El constantemente ir y venir de la gente lo mareaba. // Se enfermó, faltando por eso una semana a la escuela.

El incesantemente masticar de ese animal me desagrada. // Los delincuentes huyeron siendo detenidos dos horas más tarde.

 

 

 Justificación:

a) La acción en este caso se sitúa en ir y venir (infinitivo), al incluir el adverbio constantemente esa acción se vuelve redundante, sin decir que su ubicación, en el caso de querer usarlo sería directamente posterior al infinitivo. Por tanto se debería omitir el sufijo mente. Otra opción para incluir el adverbio pero modificaría las funciones sintácticas entre uno y otro ejemplo: Lo mareaba constantemente el ir y venir de la gente.

 b)

En este caso la acción está terminada y el gerundio faltando no es concluyente en esta oración, es decir expresa una acción no terminada, no está faltando, sino que ya faltó y debería indicar una acción en desarrollo que sea simultánea al verbo. En esta oración se eliminaría el verboide por: y por eso faltó para darle sentido.

c)

En este caso se quiere usar el adverbio incesantemente para denotar repetición pero para que sea correcta la oración se debe omitir el sufijo mente. Si se quisiera usar este tipo de adverbio para introducir una información negativa el resultado sería otro, por ejemplo: El animal masticaba desagradable e incesantemente. Mismo caso que A.

d)

En esta oración se da un caso parecido al B. No están siendo detenidos, ya lo fueron dos horas más tarde al hecho. El gerundio siendo no está indicando simultaneidad a huyeron. Se debería cambiar siendo por y fueron para darle claridad a la oración.

 


Copyright©Natalia Belen Carballal Nogueira

Octubre, 2020.  Todos los derechos reservados por su autora


Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autora.