Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC el cuento. Técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo I La narración

 Consigna LN10 Escriba un nuevo texto en el que el narrador reproduce enunciados ajenos.  (Max 1/2 pág.)

-Es que yo estuve ahí, no me la pueden contar. Yo aquel día me puse la mejor ropa que tenía, la que “la petisa” dejaba sobre el lado izquierdo del placard. Le dijo Mingo a Osvaldo, mientras apuraba el mate.

-Yo no corrí con tu suerte. Ese día desafortunadamente, estaba fuera del pueblo.  Vos fuiste parte de la historia, de esa épica final. ¡Vos estuviste ahí Mingo, vos estuviste ahí!

-De que valió, Osvaldo, si nos la robaron. Nos la birlaron como otra tantas veces. ¡Qué equipo teníamos, uno de los más vistosos que haya visto! Mirá que vi muchos, pero ese del 85 tenía un andar distinto. Para ese último partido nos fuimos hasta Güemes, en camiones, colectivos y autos. Recuerdo hasta haber visto motos en la caravana. Todo era una fiesta, las banderas francesas se agitaban en el aire. Era emocionante porque nunca se había llegado a una final, Osvaldo. Había una canción de moda que los pibes cantaban y se oía venir de las cajas de los camiones. La canción era de una tal Pandora, era una fiesta verlo al gordo Miguelo darle al bombo, te daban ganas de cantarla. Estoy seguro que la letra la había cambiado el “Pichuco”.

-Todavía me acuerdo, Mingo, lo que fue el lunes siguiente, el pueblo entero estaba de duelo. Las calles desérticas, un silencio de misa inundando hasta la “Irigoyen” misma. ¡Acordate, es que ya nos creíamos campeones, Mingo!

-Esa tarde todo nos fue adverso. Fatídicos fueron los dos penales en contra, desvergonzados.  Determinantes para acallar todo grito de euforia, para apagar lo que sería al menos una fiesta inolvidable.

 


Copyright©Gonzalo Gordillo

Septiembre, 2020.  Todos los derechos reservados por su autor


Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autor.