Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El cuento, técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo II Adecuación, coherencia y cohesión

Consigna A3 Escriba un texto en el que dos personajes se comuniquen en lunfardo (argot). (1/2 página)


Fútbol: ¡Qué Pasión!

Héctor: –Hola, flaco. Sentate. ¿Te pasa algo? Se te ve cachuso.

Héctor: –Maestro, dos fecas. ¿Algo de morfar? ¿Un sanguchito?

Pelado: –No, no. Pará la oreja. Esto es serio. ¿Qué dirías si te cuento, ponele, que yo puedo liquidar a un tipo con solo pensarlo?

H: –¿Cómo liquidar?

P: –Hacerlo fiambre. Borrarlo del mapa. Matarlo.

H: –¿Ya te mamaste, vó? Le das al escabio de tempranito.

P: –Pero no, gil, es cierto. Mirá, antes de ayer, el capanga estaba cabreado, ponele que se había peleado con la jermu. No sé. Me hizo laburar como un esclavo, el atorrante.

H: –Nacimos para yugar, hermano.

P: –No, pará. Entonces dije, para mí ¿viste?, para que no me escuche. ¡Morite! Y podé creer, esa misma noche, crepó.

H: –¡Me jodés!

P: –El bobo. Se le reventó el bobo

H: –No te hagas el bocho. Pura casualidad.

P: –Pará, hay más. Ayer la vecina, la fulana esa con la buzarda tipo embarazo de mellizos. La conocés.

H: –sí, sí.

P: –Bue… saca el rope a pasear y el animal caga en mi vereda. Y ella ve que la estoy junando desde la ventana, pero se hace la gila y se va silbando bajito. No levanta la mierda, ni perdón, ni nada. ¡Morite!, grité. Recién me dice la Susi que espichó electrocutada; unas horitas más tarde. Te juro por la vieja –.El Pelado se besó los índices cruzados.

H: –La vida nos ríe y canta. Si esto no es grupo, ¡nos forramos! Basta de yugo, hermano.

P: –¿Qué decís? ¿Hablo con el cura para que me exorcice?

H: –No se me achique, gomia. Hagamos otra prueba, mirá ese minón que me está relojeando. Al lado de la ventana. Con el anteojudo. Limpialo al otario. ¡Dale!

P: –¿Pero estás del mate?

H: –¿Sabés qué? Vamos a los bifes. Mirá la tele, allá arriba. Están los jugadores de River, ¿viste? Decí Morite como lo hacés vos. Y limpiás a Pratto y Mártinez. ¡El domingo, ganamos el clásico, ganamo!

 


Consigna A 10 Escriba un texto en el que pueda reemplazar los adjetivos, (máx.1/2 pág.). Entre paréntesis escriba los que considere más apropiados, sin alterar el sentido. Ej.: “Era invariable (constante) la hora de la cena, uno a uno cumplíamos el rito de sentarnos a la mesa sin explorar emasiado cuál era el lugar más adecuado (apropiado, acertado).


¿Qué Esconden los Sonidos?

Era el 19 de marzo, el Día del Padre en Italia, en honor de San José y, por lo tanto, planeé una clase en la que mis alumnos de primaria le escribirían una cartita (breve carta, mensaje) a sus papás en italiano. Empecé la lección explicando el porqué de la celebración, traté que recordaran cuando se festejaba en nuestro país. Comentamos las diferencias climáticas y estacionales entre los dos (ambos) países. Y finalmente, los estimulé a crear una gran (amplia, extensa, exhaustiva) red de palabras que pudieran definir a sus progenitores y lo que sentían por ellos.

El pizarrón se llenaba de vocablos: sustantivos (oficios, deportes), adjetivos (exigente -recto, rígido, severo-, divertido-gracioso, chistoso, entretenido) y verbos (querer, jugar) con los que mis alumnitos escribirían esquelas de amor en una lengua extranjera (segunda, prestada, foránea).

Entonces, una niña de unos diez años, ojos negros profundos (oscuros e insondables) y cabello lacio pesado, (pelo grueso y liso) elige violento (impetuoso, iracundo, agresivo) como el calificativo adecuado (indicado, justo, apropiado, pertinente) para su papá.

–¿Cómo? –le pregunté, aparentando no haber escuchado por los fuegos de artificio lingüístico que estallaban en el aula.

–Violento –repitió, segura de sí (firme, confiada, inamovible)

–En italiano la v corta, es labiodental –dije– se pronuncia así:

Y pase mis dientes por el labio inferior para mostrarle como modular el fonema. Quería morder mi labio para justificar mis lágrimas.

 


Copyright©Adriana Corral

Julio, 2020.  Todos los derechos reservados por su autor


Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autor