Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El cuento, técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo I La narración 

Consigna LN 5 Evoque algún recuerdo, utilice el recurso de analepsis, y redacte una narración base (1/2 pág.) 

Debo haber tenido unos ocho o nueve años, que es la edad en que todos los niños toman su primera comunión. Debe haber sido un sábado, que era el día en que una monja de hábito gris, la hermana María Luisa, nos daba la clase de catecismo; Era muy pequeña, la más bajita de todos los que nos reuníamos en el salón parroquial de atrás de la iglesia, y era buena, todos la queríamos, porque nos hacía más llevadera la hora completa que teníamos que estar sentados, las sillas  puestas en círculo perfecto,  en ese amplio espacio en el que reinaba el silencio, salvo por la voz del compañero que en ese momento se encontrara de pie y recitando de memoria el padrenuestro o los diez mandamientos. Debemos haber estado cerca de la navidad, a esa altura ya medíamos los tiempos según los sucesos de la vida de Nuestro Señor, porque recuerdo que yo llevaba un pantalón corto y que el calor me golpeó con fuerza las piernas cuando salimos.  Me puedo confundir la ropa que tenía puesta, o equivocarme en la edad, pero si de algo estoy completamente segura es que ese día me convertí en ladrona.

 

Consigna LN6  Escriba un relato en que la narración base sea breve y la analepsis extensa (1/2 pág.) 

Eva mira a su hija probarse el vestido blanco y de pronto la asalta un recuerdo de su infancia.

Aquella tarde se presentó el cura y les dijo: —Hoy les dará la clase de catecismo la hermana Úrsula— y salió por donde vino, dejando a la susodicha al frente de veinte niños.

—Parece Olivia, la novia de Popeye. —Murmuró Eva y sus compañeros comenzaron a reírse.

En el acto se arrepintió, cuando vio caer sobre ella la fría mirada de la monja, pero ya era tarde. Y tuvo que pararse y recitar de memoria, ella solita, todos los rezos, las preguntas y hasta fue necesario cantar las canciones que aparecían en el libro.

 


Consigna  LN8 Escriba un relato combinando analepsis y prolepsis (1 página)

Todo lo sucedido podría, tranquilamente, llenar varias vidas. Pero era sólo una. Y era la suya.

Maricarmen, arrullada por el suave vaivén de la mecedora, mira a través del vidrio las gotas de lluvia que caen mansas y se esfuman en la tierra sedienta. En sus ojos, del mismo color que el cielo encapotado, se ve esa serenidad que solo consiguen las personas que ya han vivido muchos años. Ella ya logró, por fin, reconciliarse con sus recuerdos, ahora son como amigos muy queridos que pasan por su mente, se quedan por unos breves instantes y luego se van. Maricarmen se recuerda como la niña tímida, de huidiza mirada, que fue creciendo hasta convertirse en una desgarbada adolescente que sufrió lo indecible por sentirse fea, hasta el día en que llegó el primer amor y conoció el dulce sabor de un beso a escondidas. Cuando en su pecho ya no había lugar para más mariposas, éstas emigraron y anidaron en su vientre. Nueve meses después, Maricarmen conoció la esencia del amor, el más puro, el inquebrantable, aquel que ya no se puede borrar pase lo que pase.

En esta tarde lluviosa, la vida en su sabiduría, trata de retacearle a Maricarmen los recuerdos más duros, pero ella ya no se lo permite, quiere saborear cada detalle como si fueran caramelos, algunos dulces, la mayoría ácidos. Ya no acepta más “hubiera”, no hay tiempo ni las ganas suficientes. En su horizonte sólo se permite ver el sol que le traerá la mañana siguiente y está dispuesta a aprovechar cada segundo, como si fuera el último.

 


Copyright©Diana Cornejo 

Octubre, 2018.  Todos los derechos reservados por su autor


Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autor.