Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El cuento, técnicas de escritura

 

(TEC) Módulo VII El punto de vista o focalización

Consigna F 4 Escriba un texto en el que el enunciado sea polifónico. (Máximo 1 pág.)


LA TANA


Pero fijate vos, once horas de micro me clavé hasta acá para encontrarme con una mosquita muerta. Y me mira con aire de duquesa, qué se cree, pinta de yegua tiene. Me da risa, ahí se levantó para ir a la cocina y andá a saber qué porquería me va a traer, pero mirá vos, risa me da, una yegua con tacones altos. Cuando se lo cuente a doña Dolores, se va a morir, tanto que lo defendía al Ismael. Ismael de acá, Ismael de allá. Qué hombre tan bueno que te tocó, Teresa, me decía siempre, qué hombre tan bueno. Y yo la miraba, claro, como la tengo que mirar, con cara de consuelo o con lo que me salía, porque el susodicho además de vago, es un atorrante, un mujeriego. Y le gustan las pendejas, como esta. Qué voy hacer, ya la dejé pasar y ya sé lo que debe estar pensando de mí la veterana, me vine a preparar café porque quería salir del living para pensar qué voy a decirle cuando salte con la chorrera de preguntas. El hijo de puta no me dijo nada, igualito que el marido de la Dolores. Dos gotas de agua. Atorrante, con esta pendeja te viniste a acomodar. Mirá como viene con la bandejita. Cafecito y masitas. Seguro que las compraste, mirá las uñas como las tenés, pintadas. No son como las que yo le hago, caseritas, querida. Justamente voy a ponerme a cocinar yo. Se fija en las masitas con desprecio y todavía no sé lo que quiere acá. Si Ismael se queda conmigo por algo será. Por más que venga a patotearme, no va a cambiar lo que yo le puedo dar. Esta piensa que yo me voy a rebajar, quería verle la cara a la yegua que anda con mi marido antes de matarlo a palos. Me sirve café y me pregunta si le pongo azúcar o edulcorante. Edulcorante, querida. Yo también me cuido eh. Se cuida la veterana. Buen gusto tiene Ismael después de todo, la vieja tiene pinta de que cuando era joven tenía lo suyo. Me parece que ahora las debe tener levantadas con esos corpiños armados. Pero mirála a la mosquita, ni corpiño necesita. Le vibra la cartera, ja, quién lo iba a creer, la vieja con celular. Atendé, ¿y si es tu marido? Le dije. ¿Cómo dice?, hable más fuerte que no le oigo. Está sorda, como no va a querer cambiar de carro el Isma. Cortó y no me dijo nada más. Mejor me levanto y me voy, para qué le voy a decir. ¿Pero ya se va? Menos mal que se va. El Ismael está internado dijo y se largó a llorar, un accidente tuvo.

No pude hacer nada. Tuve que dejarla venir, qué le voy a decir, era más rápido así, ya que pagó el avión, aunque seguro que con guita de mi marido. Pero ya está, era la mejor decisión, si se iba sola en micro seguro que iba a llegar cuando estuviera muerto, casi que me da pena. Igual, espero que el Ismael reviente y que se haga cargo la mosquita, a ver si todavía la tengo que aguantar en casa queriendo cuidarlo.

 ¡Señorita, señorita! Nadie te da bola en esta clínica, podrá ser. Uh, a la vieja  no la aguanta nadie, mejor voy hablar yo. Claro, ahora te haces la importante ¿no?, no te olvides, queridita, que sos la segunda todavía. Un poco de tacto hay que tener con estas tontitas, qué podés esperar, se creen doctoras y ni una pichicata como la gente saben poner. Qué cara de arcada me pone la vieja, ni respeto tiene por mi pobre Isma.

 ¿Qué querían esas dos? Nada, vienen por el paciente de la 323. ¿Ah, el viejo que se pegó el palo con la mujer? Ese, pero me parece que no era su mujer la que iba en el auto. ¿Ah no? La flaquita me dijo que ella era su mujer y la vieja, la hermana del accidentado. ¿Entonces, quién es la que iba en el auto con él? ¿La tana decís vos? Sí, esa, para que me fijo, a ver, me parece que me figura Dolores.

Sí sí, Dolores Riganti.

 


Copyright©Miguel Ángel Schernetzki.  

Julio, 2016 Todos los derechos reservados.