Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

TEC El cuento. Técnica de escritura

 

(TEC) Módulo II Adecuación, coherencia y cohesión

Consigna A 4 Escriba un texto en el que use los siguientes conectores: para empezar; en segundo lugar; en fin. (Máx. ½ pág.)

Los idiomas fueron siempre mi  curiosidad, no quiero decir que tenía facilidad para estudiarlos,  solo me interesaba hablar muy bien uno solo, el  inglés.

Para empezar a contar esta historia debo retrotraerme a mis épocas del colegio secundario, en aquella época se estudiaba, durante los cinco años que duraba el ciclo, dos idiomas. A mí me tocó estudiar francés durante los tres primeros años y luego inglés. Francés me resultó complicado, incluso recuerdo que tuve que ir a una profesora particular, cosa que no les resultó agradable a mis padres. Durante esos tres años nunca tuve oportunidad de hablar francés con un nativo, ni verme en una situación en que tuviese que usar lo aprendido en el colegio, esto  me produjo, en primer lugar, una frustración, porque estaba estudiando algo que no usaba y en segundo lugar, un remordimiento por hacerle pagar a mis padres una profesora de francés para mejorar mis calificaciones.

Con inglés me fue peor, porque si bien empecé con mucho entusiasmo y ello se veía reflejado en las buenas calificaciones que llevaba a casa, al cuarto  mes de clase la profesora me llamó aparte y me dijo, muy segura, que yo tenía conocimientos previos del idioma y me recordó que ella había preguntado, al iniciar el año, quién tenía algún conocimiento previo de inglés. No mentí, jamás había estudiado inglés, pero sí estaba muy entusiasmado en estudiarlo. A partir de aquella conversación con mi profesora por más que yo estudiara mucho, mis calificaciones fueronlas mínimas para la eximición, seis. Por supuesto, llegó fin de año y me eximí, no con las notas que yo quería, pero aprendí algo importante, me eximí porque no me enfrenté con la profesora a la que tendría el año siguiente, en fin, resulté un estudiante sumiso.

 


Consigna A 5  Escriba un texto en el que use algunos de los conectores que abajo se transcriben, recuerde que sirven para indicar que un texto avanza en una misma línea, es decir, explica una idea. (Máx. ½ pág.) Es decir. Tal como. En otras palabras. Pues bien. Además. Entonces. Igualmente. En este sentido. Asimismo. El caso es que. A su vez. Esto es. Encima. Quiero decir. Es más. O sea.

Por aquellos días había llovido con proporciones bíblicas, en otras palabras, nos estábamos inundando. El pueblo era pequeño pero atrajo a todos los bomberos y la policía porque estaba justo en el medio del valle, en ese sentido seríamos los primeros en desaparecer bajo las aguas. Ante este panorama los vecinos sacaron algunos botes que se sumaron a los de los servicios públicos, para el caso en que alguien quisiera evacuarse de la zona. Algunos se fueron, quiero decir que las mujeres, niños y algunos ancianos acataron el consejo de los bomberos; el resto resistiríamos hasta que se acaben los víveres, el caso es que no quedaban muchos. Los vecinos de la zona, o sea, los más cercanos vinieron a traernos agua y comida, lo agradecimos mucho. Esa noche comenzó a llover más fuerte, juntamos los botes y decidimos dejar nuestras casas, es más, vimos a lo lejos que se acercaba la policía y seguro venían con la orden del intendente de sacarnos de allí. Encima el bote de un vecino se dio vuelta, porque embarcó muchas cosas que quiso salvar, la policía llegó a tiempo para socorrerlo, en este sentido se portaron muy bien, demostraron mucha humanidad y empatía.

Siguió lloviendo unos días más y luego paró. Tal como pensábamos, dos semanas después los hombres nos dirigimos al pueblo, lo que vimos nos quitó el aliento, entonces, supimos que tendríamos mucho trabajo.

 


Consigna A 6 Escriba un texto en el que estén ausentes los conectores, luego liste qué conectores cree que deberían haber estado presentes. (Máx. ½ pág).

Era el ocaso del día y quería llegar rápido a casa, (1) hacía frío y tenía un fuerte dolor de cabeza,(2) no recordaba lo que había hecho esa mañana, ¿qué habré desayunado?, me preguntaba con insistencia ¿tendré  que ir al médico?, ¿porqué no me acuerdo?, ¿en qué trabajé hoy?, otra pregunta sin contestar.

Dejé esas preocupaciones para otro momento, faltaban siete cuadras para llegar y necesitaba ocupar mi mente en otra cosa, pensaba en adivinar que habría hecho Colette de cenar, siempre salía antes que yo de su trabajo y le encantaba la cocina. Me estaba acercando al Boulevard Edgar Quinat y noté una caravana de autos, claro, estaba cerca del cementerio de Monparnasse, de pronto, y como ejercicio de memoria, recordé algunas personalidades que descansan allí, como el escritor argentino Cortázar, el que fuera campeón del mundo de ajedrez, Alekine, y el arquitecto Bartoldi, que hizo la Estatua de la Libertad, ¿porqué puedo acordarme de ellos y no lo que hice esta mañana?

(3)Decidí cruzar la calle, nunca lo hago entre los autos, (4) caminé hacia el semáforo donde podría cruzar con seguridad, y de paso, podría ver en el coche fúnebre quién había muerto, siempre se coloca el nombre del difunto al costado del auto, me estaba acercando(5) y vi el nombre: Pierre Eugene De Foch, me corrió un frío por la espalda, se llamaba igual que yo, miré hacia el auto que transportaba a la familia, que pese al frío, tenía las ventanillas bajas, me paralicé al ver a Colette, (6)ahí comprendí que había muerto.

(1) además, hacía frio…

(2) es más…

(3) Respecto a cruzar la calle…

(4) o sea, caminé…

(5) y tal como quería…

(6) al final comprendí…

 


Consigna A 9 El siguiente texto carece de pronominalizaciones, además los verbos y las construcciones verbales se repiten. Redacte uno nuevo pronominalizando y reemplazando los verbos que se repiten. Puede modificar toda la estructura si es necesario. (Máx. ½ pág.)

Texto original:

La crónica y la noticia tienen varios puntos en común. En la crónica y la noticia encontramos semejanzas en ambos géneros. También en la crónica y la noticia podemos mencionar diferencias.

De acuerdo con los diferentes hechos, algunas preguntas cobran mayor importancia que otras preguntas. La noticia debe tener objetividad, la noticia debe evitar opinar, para que el lector pueda juzgar los hechos narrados en la noticia, esos hechos narrados no deben tener carga valorativa.

Texto del tallerista:

La crónica y la noticia comparten varios puntos en común. Entre estos géneros  encontramos semejanzas y diferencias.

De acuerdo con los diferentes casos a documentar, algunas preguntas cobran mayor importancia que otras. La noticia debe tener objetividad y ella no debe contener opinión, sobre los sucesos que se expresan. Es a través de ellas donde el lector juzga los acaecimientos, por ello, es importante que la redacción no cuente con carga valorativa.

 


Consigna A 10 Escriba un texto en el que pueda reemplazar los adjetivos, (máx.1/2 pág.). Entre paréntesis escriba los que considere más apropiados, sin alterar el sentido. Ej.: “Era invariable (constante) la hora de la cena, uno a uno cumplíamos el rito de sentarnos a la mesa sin explorar demasiado cuál era el lugar más adecuado (apropiado, acertado).

Hacía tres meses que estaba internado en un prestigioso (renombrado) hospital, el tic tac del reloj de mesa era su compañía, también el televisor, al que tenía normalmente en silencio, se sentía marginado (segregado, apartado).

Su familia numerosa (profusa, abundante) solo iba a verlo los domingos, porque su esposa, con sus ochenta años igual que él, estaba en silla de ruedas y sus tres hijos, absorbidos por las responsabilidades laborales, no podían viajar durante la semana los cincuenta kilómetros que los separaban del hospital, los nietos estaban condicionados al horario de sus padres. Sus amigos eran ancianos (viejos, abuelos) como él.

La soledad le dolía en el pecho y los lejanos (distantes, remotos) recuerdos, volvían una y otra vez a su mente y, en lugar de distraerlo, el viejo paciente comenzaba a sacarle defectos, sobre todo, a aquellos donde tomó decisiones en las que había otra opción, y que hubieran cambiado desgraciados (desdichados, infelices, funestos) acontecimientos de su vida.

Su hobby era la literatura, leyó a muchos (diversos, variados) escritores comenzando con los de su propia patria, Tolstoi, Dostoyevski, Pushkin, participó de muchos (varios) concursos literarios, y a pesar de ello, solo ganó un tercer premio. En fin, estaba satisfecho (complacido,contento) porque lo que ganó leyendo fue más importante, tenía un amplio(vasto, dilatado) conocimiento de su idioma, es más, lo llevó a una perfecta (cabal, óptima) dicción, que supo contagiar a sus hijos. Como bibliófilo les estaba dejando una gran (magnífica, considerable) colección, en un mueble biblioteca que fabricó con sus propias manos, dado su amado (dilecto, caro) oficio de carpintero, el cual ejerció por más de cuarenta años.

Era domingo, llegó su familia al hospital, un médico y una enfermera los esperaban en la puerta.

 


Consigna A 11  Escriba un texto en el que pueda reemplazar los verbos, (máx.1/2 pág.). Entre paréntesis escriba los que considere más apropiados, sin alterar el sentido.

Corría (transcurría) el año mil novecientos diez, ya habían pasado veintiún años desde que se realizó(consumó) la Exposición Universal en París. Esa fenomenal muestra mundial quedaría en la historia del arte para siempre, en ella se armaron (montaron) construcciones sorprendentes como el Palacio de Cristal que asombró (impresionó) a los millones de visitantes, como así también lo hizo otro monumento en particular, la torre de trescientos metros, más tarde conocida como la Torre Eiffel. Este significativo armazón no despertó (conquistó) el cariño de los franceses en un primer momento, sumando muchas críticas que provenían(procedían) desde reconocidas figuras, hasta los ciudadanos más desconocidos de París, entre ellos se encontraba Paul Lebbeaux, chatarrero, inventor, mecánico, mercenario y ladrón. Este singular personaje guardaba (conservaba) en su memoria la manifestación pública que realizó (hizo) su abuelo en mil novecientos, de cumplir con el desarme de la torre, por el horrible aspecto que daba (causaba) a la ciudad. Paul quería(pretendía) cumplir ese deseo. Por supuesto no podía hacerlo(realizarlo) solo, llamó para eso a un grupo de facinerosos conocido como “los hormigas”, eran ocho hermanos de origen africano que como él estaban dispuesto a todo por unas monedas.

Habiendo ideado el plan para sabotear (estropear) la torre y teniendo todo listo para hacerlo, uno de los hermanos hormigas llamó (convocó) a un amigo fotógrafo y,  frente a la torre, invitaba (ofrecía) a los transeúntes sacarles fotografías por dos Francos, antes de que ella  fuera saboteada (dañada). Esto llamó (atrajo) la atención de la policía que terminó por capturarlo a él, al fotógrafo y a todos sus hermanos. No lo delataron (acusaron, denunciaron) a Paul, pero la policía lo vigiló (acechó) por mucho tiempo.

 


Consigna A 13 Redacte un breve texto en el que la técnica sea similar al fragmento de M. Puig. (1/2 pág.)

Sostuvo la motocicleta por su manillar y apresuró sus pasos para subirla al banco hidráulico de elevación, la aseguró y elevó el banco hasta una altura donde le era cómodo trabajar. Quitó el tapón del cárter y dejó drenar el aceite viejo a un depósito plástico. Colocó aceite nuevo y cambió el filtro, tomó el bidón de combustible, sacó la tapa del tanque y le agregó dos litros, infló las cubiertas, limpió con un trapo el motor, colocó la tapa del tanque de nafta y el tapón del aceite, bajó el banco hidráulico, retiró la moto y la puso en marcha, todo funcionaba bien, se puso el casco y salió con la motocicleta rumbo a los acantilados.

 


Consigna A 14 Redacte un breve texto en el que la técnica sea similar al fragmento de H. de Balzac. (1/2 pág.)

Después de una jornada de trabajo, Antonio sentía una gran frustración al percibir que su camión dejaba de traccionar y lentamente perdía velocidad en la ruta, otra vez, y ya eran muchas, volvía a tener problemas con el motor. De inmediato recordó las palabras de su abuelo, “los camiones te van a amargar la vida, porque los fierros son fierros”, no eran palabras que podrían frustrar a Aristóteles, por no haberlas dicho él, pero tenía un sentido metafísico, es imposible que las cosas se muevan solas, hay que moverlas, siempre arreglarás motores, trabajá en otra cosa o mejor todavía, estudiá, había acotado el padre de su padre, que dicho sea de paso, este último, también era camionero. Todo esto pasaba en su cabeza mientras llevaba el vehículo a la banquina y terminada la breve intervención filosófica, con el camión totalmente detenido, se reprochaba por no haber escuchado los consejos.

No le importó la situación y, con la bronca contenida por lo que estaba sucediendo, que le haría entregar tarde la carga, decidió dormir, se acomodó en la cucheta, cerró sus ojos y empezaron a caer las primeras lágrimas, sabía que tenía que arreglar el camión, no era el momento para dormir, se incorporó y buscó el overol, la portátil y ahora iría por las herramientas…

 


Copyright©Paulino Russo

Diciembre, 2020.  Todos los derechos reservados por su autor


Nota: las correcciones finales de los textos estuvieron a cargo de su autor.