Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

Presentación

Al final, la abuela me dijo que iba poner yo las monedas en la máquina del colectivo y después no me dejó, siempre me dice lo mismo, no voy a viajar más con ella.

Encima tengo que ir a upa que es incómodo y no me dejó quedarme parada porque si no me caigo, dice. La abuela se cree que soy chiquitita todavía, ¡me da una bronca! Como cuando me subo a la reja del portón de su casa empieza “no, mami, que te podés lastimar”, o si me quiero comer tres panqueques me dice, “no, que te va a hacer mal a la pancita”. Igual yo ya sé que soy grande porque estoy en primero y también aprendí andar en bici sin rueditas, papá me enseñó. Yo tenía un miedo bárbaro porque la bici se me iba para todos lados, pero papá me dijo “vos mantené el equilibro”, y a mí me dieron ganas de llorar, porque no sabía ni qué era eso. Papá me ayudaba teniéndome del asiento de atrás hasta que pude y anduve sola. Después me parecía que era fácil y la verdad es que es re fácil. Mamá me aplaudía sentada en el banco de la plaza porque “Franco ya no me deja caminar más”, dijo. Caminó un poquito y se agarró la panza hasta que papá la ayudó a sentarse. A mí me asustaba que a mamá le doliera la panza, porque ponía una cara fea y si yo la miraba se reía, pero yo me daba cuenta que le dolía igual. Y no quería que volvamos de la plaza porque no quería que mamá tuviera que caminar para que no pusiera la cara fea. Ahora ya nació Franco y dormí en la casa de la abuela porque papá se quedó con mamá en el sanatorio. Yo la extrañé a mami a la noche y lloré y quise acostarme con la abuela, así que el abuelo se fue a dormir a la cama de mi papá de cuando era chiquito. Hoy cuando se levantó dijo que le dolía la espalda, seguro que era porque la cama es chiquita y él es muy alto, pensé si había dormido con los pies afuera, igual el abuelo me hizo la leche y me fue a comprar facturas con dulce de leche porque a mí me encantan, la abuela dijo que era muy pesado para la mañana y el abuelo me guiñó el ojo. El abuelo siempre me guiña el ojo y me da un montón de caramelos sin que la abuela se dé cuenta. Ahora vamos con la abuela al sanatorio a conocer a Franco, yo le hice un dibujito que lo tengo en la mano, están mamá, papá, yo y Franco, y también lo dibujé a Manchita, pero ¿sabrá qué tenemos un perro?, bueno yo le puedo decir. Y no me di cuenta y la dibujé a mamá con la panza y a Franco lo dibujé parado y es un bebé, bueno, igual no sé si lo va a ver ¿tendrá los ojos abiertos? ¡Ay!, y escribí Agus, no Agustina, bueno, él no sabe leer, ¿sabrá que soy la hermana?


Marilú