Trabajos de taller

Glosario de términos

Buscar

Seguinos en

  • Taller literario online La Argamasa en facebook

“Ama el arte,
que de todas las mentiras
es la menos falaz”

Gustave Flaubert

La mujer que usted está buscando

El sonido del teléfono lo despertó. Una voz seca le indicó: “A las tres de la tarde en punto diríjase al bar de Talcahuano y Corrientes y encontrará a la mujer que usted está buscando. La reconocerá por su vestido floreado y los zapatos rojos”. Sorprendido y atemorizado, lo pensó unos segundos y decidió seguir las indicaciones.

  Al llegar al lugar, se sentó en una mesa y se dispuso a leer el diario para observarla con disimulo. Ella estaba allí, en la mesa contigua. Venciendo su miedo, decidió hablarle pero en ese preciso momento, un hombre de unos cincuenta años, de traje y cabello corto, se sentó junta a ella. Conversaban, sus voces se entremezclaban con el murmullo de la gente y el sonido de platos, tazas y cubiertos. No podía escuchar claramente sus palabras. Sólo una sonó como un estallido: sí! dijo la dama que hace años estaba buscando. Entonces recordó. Todos los investigadores privados que había contratado, la foto de ella de la última vez que se vieron, su angustia cuando a la otra mañana no la vio en la cama donde terminaban su día piel con piel, sus interrogantes que nunca obtuvieron respuesta.  Entonces tomó coraje y, a pesar de la presencia del hombre que la acompañaba, se levantó de la mesa. Y fue precisamente en ese momento cuando  ella salió corriendo del bar. Decidido a no perderla esta vez, salió detrás. Alcanzó a verla subir al colectivo. Quiso seguirla, tomar un taxi, pero no pudo. Sus piernas estaban como pegadas a las baldosas húmedas. Otra vez más no pudo recuperarla. Regresó desalentado, tomó la guía telefónica y pasando el dedo por los nombres de investigadores ya tachados, marcó el número del siguiente.

 

María